El Norte de Castilla

Detenido un pederasta que abusó de un menor en un aparcamiento en Barcelona

  • El arrestado contactó con la víctima simulando ser una joven brasileña en las redes sociales

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre acusado de abusar sexualmente de un menor, a cambio de dinero, tras contactar con él a través de una aplicación de mensajería de móvil con la que conoció a un centenar de menores haciéndose pasar por mujer.

Según ha informado la Policía catalana, el detenido, que ha ingresado en prisión preventiva acusado de un delito de prostitución y corrupción de menores y otro de abuso sexual, intercambió material erótico con la víctima haciéndose pasar por una chica de origen brasileño.

El presunto pederasta, vecino de Barcelona y de nacionalidad española, fue detenido a raíz de la denuncia presentada por el menor y su madre, que explicaron a la Policía que el niño había mantenido relaciones sexuales con él a cambio de dinero en el aparcamiento de un centro comercial de Barcelona el pasado 28 de julio.

Según explicó el menor, el detenido había contactado con él a través de una aplicación de mensajería instantánea del móvil y, al cabo de unos días, le planteó su propuesta de mantener relaciones a cambio de dinero. Los Mossos d'Esquadra averiguaron que el detenido se hacía pasar en las redes sociales por una joven brasileña que, tras intercambiar fotografías y vídeos de contenido sexual con la víctima, le propuso quedar en Barcelona.

Para capturar al supuesto pederasta, la Policía catalana pidió al niño que volviera a quedar con el detenido en el mismo centro comercial donde había abusado de él la primera vez, lo que permitió su detención una vez el menor lo reconoció en las cámaras de seguridad del recinto.

En la investigación del caso, los agentes han constatado que el supuesto pederasta había contactado con un centenar de menores a través de las redes sociales, por lo que no descartan que pueda haber más víctimas. En la entrada y registro del domicilio del supuesto pederasta, los Mossos d'Esquadra se incautaron de 87 discos compactos, un disco duro, un ordenador portátil y tarjetas de memoria que serán analizadas para averiguar si almacenan material de pornografía infantil.