El Norte de Castilla
Selección de Rusia. / FOTO: Unión del Fútbol de Rusia

análisis

Un general para Rusia

  • rusia

  • Capello, la estrella de un bloque que puso en jaque a la Portugal de Ronaldo

La selección rusa es históricamente sinónimo de fortaleza, contundencia y clase, un rival duro, difícil de batir y con mucha calidad. Pero también representa irregularidad, individualismo de sus figuras y frialdad, sobre todo en las grandes citas. Por todo ello Capello tiene la misión de hacer prevalecer lo bueno y olvidar lo que ha lastrado a Rusia en el pasado, lo que le impidió clasificarse para las dos últimas citas mundialistas en Alemania y Sudáfrica.

El mejor ejemplo lo tendrá en la Rusia de Hiddink, aquella que alcanzó las semifinales de la Eurocopa 2008 y que se topó con la mejor España de Luis Aragonés. Esa es la senda a seguir por una selección que si bien tiene la cabeza en una preparación a largo plazo para el Mundial que va a organizar en 2018, se ha marcado como objetivo llegar a los cuartos de final y no descarta nada en Brasil.

Los precedentes para conseguirlos no son muy buenos, ya que no supera la ronda de octavos de final desde 1970. Su mejor actuación fue la cuarta plaza lograda en Inglaterra en 1966, cuando contaban en la portería con el mítico Yashin.

La fase de clasificación que ha realizado el equipo de Capello ha sido inmaculada. Condenaron a la repesca a la Portugal de Cristiano Ronaldo y tan solo perdieron dos partidos (en Portugal y en Irlanda del Norte) y empataron otro (en Azerbaiyán). Ganaron todos los partidos jugados en Moscú.

La fortaleza del equipo, como no podía ser de otra manera con Capello en el banquillo, es la defensa. El combinado ruso tan sólo ha encajado cinco goles en la fase de clasificación y se distingue por saber manejar las ventajas por mínimas que sean. Esta solidez y todo el orden táctico se combina con una destacable faceta goleadora del equipo.

Rusia va sin figuras deslumbrantes a Brasil. De hecho, el alma del equipo es Roman Shirokov, el volante defensivo del Krasnodar que a sus 32 años va a debutar en un Mundial. Ha sido un fijo para el técnico italiano en todas las alineaciones de la fase de clasificación y representa el equilibrio que Capello quiere para la selección rusa.

Como curiosidad, todos los jugadores de la lista definitiva de 23 convocados juegan en la liga local. La media de edad del equipo está en torno a los 28 años, lo que indica que es un grupo maduro para hacer grandes cosas en el torneo. La duda que existe en torno a Rusia es la forma en la que va a ser capaz de adaptarse a la humedad y al calor que va a vivir en algunos de los partidos en Brasil.

Fabio Capello será la gran atracción de la selección rusa. El italiano ha recibido el encargo de la Federación Rusa de Fútbol de llevar a buen puerto el proyecto de cara al Mundial que se celebrará en 2018 en tierras rusas. A sus 68 años será su segunda experiencia mundialista, después de haber dirigido sin mucho éxito a Inglaterra en el Mundial de Sudáfrica.

Estadísticas del equipo en el mundial

Partidos

  • Partidos 3
    • Jugados 3
    • Ganados 0
    • Empatados 2
    • Perdidos 1

Goles

  • Goles 2
    • A favor 2
    • En contra 3

Penaltis

  • Penaltis 0
    • A favor 0
    • En contra 0
    • Parados 0

Infracciones

  • Infracciones 77
    • Faltas cometidas 37
    • Faltas recibidas 36
    • Tarjetas amarillas 4
    • Tarjetas rojas 0

Acciones

  • Acciones 80
    • Remates 38
    • Asistencias 30
    • Fueras de juego a favor 9
    • Fueras de juego en contra 3