El Norte de Castilla
LA selección de Japón. / REUTERS

Análisis

Los samuráis azules, en manos italianas

  • Japón

  • Japón se ha puesto en manos de brasileños, franceses y hasta de un bosnio

La selección nipona, dirigida por el técnico Alberto Zaccheroni, espera superar al fin la barrera de los octavos de final tras consolidarse como la gran potencia asiática.

Oliver Aton y sus compinches llegaban siempre a las rondas finales, pero los verdaderos 'samuráis azules' seguro que se conformarían con romper al fin la barrera de los octavos de final en el próximo Mundial de Brasil. La selección japonesa poco tiene que ver con aquel exitoso combinado de los dibujos animados que vestía de blanco, pero tampoco es una selección 'maría'. Domina con puño de hierro la franja asiática, con sus duelos al sol -naciente- frente a Corea del Sur, su gran rival histórico, país al que paradójicamente se asociaron para organizar la Copa del Mundo donde alcanzaron la fase eliminatoria, pero cayeron a la primera de cambio.

En Sudáfrica 2010 igualaron el hito de aquella participación como local, aupándose sobre Dinamarca o Camerún en la fase de grupos, pero cediendo después con Paraguay en la rueda de penaltis. Europa abrió sus puertas a miembros de esa generación, que dejaron de ser apariciones exóticas en equipos osados, que buscaban más el lucro de la proyección mediática del jugador de allí que un verdadero servicio deportivo. Los progresos de Japón se evidencian en un triunfo en partido amistoso ante Argentina, así como un nuevo entorchado en la Copa Asiática 2011, su torneo fetiche.

En busca de la mezcla táctica que confluya en el éxito, Japón se ha puesto en manos de brasileños, franceses y hasta un bosnio, para acabar ahora en manos de un entrenador del amplio currículo pero de prestigio algo apagado. El italiano Alberto Zaccheroni, un clásico del 'Scudetto', comanda a la selección nipona sin variar algunas de sus credenciales, como son el juego vistoso y atrevido, pero intentando afianzar el equilibrio táctico, probando un sistema 3-4-3 algo inusual en la actualidad pero que busca potenciar sus virtudes técnicas.

El atacante Kagawa, enrolado en el Manchester United, o el centrocampista Honda, en el Milan, su gran estrella, son dos de los baluartes de una escuadra que tiene un grupo relativamente accesible este verano, con Colombia -favorita del cuadro-, Grecia y Costa de Marfil. No son Oliver, ni Benji, Mark Lenders o Tom Baker, aquellas traducciones anglosajonas de los talentos de la serie de televisión, pero sí suelen ser una selección de gran compromiso y entrega, que busca en la fórmula transalpina su pasaporte para ser revelación del torneo. El escudo con el 'yatagarasu', el cuervo de tres patas, símbolo mitológico de Japón, intentará alcanzar la gloria de estar entre los ocho mejores del planeta, o más allá.

Estadísticas del equipo en el mundial

Partidos

  • Partidos 3
    • Jugados 3
    • Ganados 0
    • Empatados 1
    • Perdidos 2

Goles

  • Goles 2
    • A favor 2
    • En contra 6

Penaltis

  • Penaltis 1
    • A favor 0
    • En contra 1
    • Parados 0

Infracciones

  • Infracciones 97
    • Faltas cometidas 45
    • Faltas recibidas 48
    • Tarjetas amarillas 4
    • Tarjetas rojas 0

Acciones

  • Acciones 88
    • Remates 49
    • Asistencias 28
    • Fueras de juego a favor 9
    • Fueras de juego en contra 2