El Norte de Castilla
Kroos celebra un gol junto a Klose y Khedira.
Kroos celebra un gol junto a Klose y Khedira. / MARCUS BRANDT / EFE

semifinal

Toni Kroos, una máquina de generar fútbol ofensivo

  • Dio el primer gol a Müller y anotó el tercero y el cuarto

El volante Toni Kroos, autor de dos tantos, fue el mejor jugador de una selección alemana casi perfecta que este martes goleó estrepitosamente a Brasil por 7-1 y avanzó a la final del Mundial 2014.

Kroos, del Bayern Múnich, fue el líder de los ataques de una Mannschaft que fue una máquina ofensiva y le propinó una humillación nunca antes vista a Brasil en el estadio Mineirao de Belo Horizonte (sudeste).

"Jugamos un partido extraordinario. Tuvimos una actuación maravillosa contra el equipo local pero vinimos a ganar la Copa del Mundo y todavía no la ganamos", dijo Kroos tras recibir el premio al mejor jugador del partido que le otorgó la FIFA.

Kroos, de 24 años, que fichará por el Real Madrid según la prensa española, agregó que si "alguien hubiera dicho que íbamos a ganar 7-1 nadie lo habría creído, ni nosotros", pero llamó a la calma porque "vinimos a ser campeones del mundo y nos nos convertirmos en campeones del mundo por ganar un partido de semifinales".

Advirtió que "todavía nos queda una partido muty difícil por delante, y si no jugamos al máximo nivel, como hicimos hoy, no lograremos el objetivo que nos propusimos".

El talentoso armador del fútbol ofensivo germano fue el encargado de lanzar el córner con el que Thomas Müller abrió la cuenta a los once minutos. También habilitó a Müller en la jugada previa del segundo gol, en la que éste cedió a Miroslav Klose para que el delantero centro marcara su decimosexto tanto en los mundiales y se convirtiera en el máximo goleador de la historia de la Copa del Mundo, dejando atrás a Rondaldo (15).

Por si fuera poco, Kroos se encargó de enterrar definitivamente cualquier intento de Brasil de esbozar una reacción ante la debacle que se le venía, al marcar el tercer y cuarto tanto alemán a los 24 y 26 minutos. Después Sami Khedira a los 29 y Andre Schürrle a los 69 y 79 minutos redondearían la histórica goleada alemana y Oscar descontó para Brasil a los 90 minutos.

Fue "uno de los mejores partidos que jugué", admitió Kroos, que dijo que "jugamos al máximo, no los dejamos conseguir nunca su ritmo de juego, les quitamos todos los balones y marcamos los goles en los momentos justos". "La diferencia entre ambos equipos no es la de hoy", añadió. "Claro que ellos tienen grandes jugadores. Tienen un gran equipo y volverán a jugar a su nivel".