El Norte de Castilla
Van Gaal saluda.
Van Gaal saluda. / EFE

Reportaje

El mago 'Van Geniaal'

  • El seleccionador holandés ha revolucionado el Mundial con sus jugadas maestras y decisiones tácticas inesperadas

  • Renunció al 4-3-3 tradicional de la escuela holandesa, utilizó los 'tiempos muertos' para modificar el sistema y cambió de portero para los penaltis ante Costa Rica

  • «Lo habíamos preparado, pero sólo Krul sabía que iba entrar en la tanda», explicó el futuro técnico del Manchester United

  • El portero del Newcastle no es un especialista, ya que sólo ha parado el 10% de las penas máximas

El carismático Louis van Gaal, agrio para los periodistas pero muy cercano a sus jugadores, ya dejó sentado cuando le cuestionaban sus métodos que vino a Brasil dispuesto a ganar, no a participar en un «concurso de belleza». El futuro entrenador del Manchester United ha revolucionado el Mundial con sus jugadas maestras y decisiones tácticas tan inesperadas, e inéditas en un certamen así, como la de dar entrada al portero suplente Tim Krul para la definición por penaltis del choque de cuartos de final ante Costa Rica. ¿Qué sorpresa le tendrá preparada a Argentina en semifinales?

Fiel al boli y a su vieja libretilla en tiempos de 'tabletas', el próximo entrenador del Manchester United es ahora un héroe, pero recibió los más duros reproches por «atentar» contra la tradicional escuela holandesa de la que tanto ha bebido el Barcelona y pasar del 4-3-3 a jugar con tres centrales y dos carrileros. Luego, como demostró en octavos ante México, fue el primero en saber aprovechar los modernos 'tiempos muertos' para modificar por completo el sistema y cambiar de jugadores.

Sí mantiene, en cambio, la tradición de que la 'Oranje' no busque concentrarse en lugares alejados del mundanal ruido, en algún búnker perdido entre bosques, montañas o lagos. Holanda vive y disfruta del Mundial en pleno paseo marítimo de la playa de Ipanema, en Río de Janeiro. Permite que sus jugadores reciban la visita de sus seres queridos con frecuencia y salgan a pasear. De hecho, al principio del Mundial Van Persie y Janmaat se llevaron un buen susto al chocar con un kitesurfista y sufrir algunos rasguños.

«Cada jugador de mi selección tiene sus aptitudes y hay que utilizarlos cuando piensas que pueden servir. Tim (Krul) es el más apropiado para parar los penaltis. Tiene mucha calma y eso es muy importante. Habíamos preparado esta sesión con él especialmente y estamos orgullosos de que haya ayudado al equipo», explicó Van Gaal tras el duelo disputado en Salvador de Bahía ante Costa Rica.

«Conocíamos el reglamento, sabíamos que hacía falta que entrase antes del final del partido, pero hemos asumido el riesgo de esperar a los últimos segundos. Sólo Tim sabía que iba a entrar al campo», explicó Van Gaal, precisando que no había advertido de sus intenciones al portero titular.

Psicología pura

Curiosamente, Krul no tiene fama de ser un gran especialista en detener penaltis: sólo ha parado el 10% de los que le han lanzado en su carrera, lo que refuerza el sentimiento de que Van Gaal jugó más con el componente psicológico que con otros datos más 'tangibles'.

«Sabía que si llegábamos a la tanda de penaltis, había posibilidades de que entrase en juego. Por lo tanto, estaba preparado», declaró Krul, quien cumplió «un sueño de niño al ser decisivo en una Copa del Mundo». Krul , de 26 años, jugó el Mundial sub-17 de Perú en 2005 pero no es un habitual de los éxitos de los 'oranje'. Sólo ha disputado seis partidos internacionales desde que debutase con la selección en junio de 2011, en un amistoso contra Brasil (0-0).

Ha vivido siempre a la sombra de Stekelenburg, Michel Vorm y, ahora, Cillessen. Con una altura de 1,93 metros y muy musculoso, Krul tiene mayor envergadura y planta que Cillessen (1,88 m.). Ha desarrollado toda su carrera en Inglaterra. Ingresó en el Newcastle siendo casi menor de edad y luego pasó por los modestísimos Falkirk escocés y Carlisle United inglés antes de regresar a las 'urracas' de Saint James Park.

«Fue un golpe maestro», señaló el diario holandés Volkskrant en referencia a la decisión del técnico, mientras que los gemelos Frank y Ronald de Boer, internacionales 'oranje' en los años 90, rindieron homenaje en Twitter a «Louis van G(eni)aal».

Antes, en ese mismo duelo ante los ticos, había dado entrada al delantero Huntelaar, quitando a un central y poniendo un esquema con dos arietes juntos a Van Persie para asegurarse también un especialista en lanzamiento de penaltis, aunque no tuvo que disparar porque el punta del Schalke era el encargado del quinto intento.

En octavos de final contra México, Van Gaal realizó otra jugada de ajedrez tras la pausa para evitar la deshidratación, decidida por la FIFA, en el minuto 75. México iba ganando por 1-0 y a partir de ese parón se produjo una revolución. Coincidiendo con un cambio de dibujo y la entrada en el campo de Huntelaar, Holanda le dio la vuelta al partido con tantos de Sneijder y del propio Huntelaar de penalti.

«Antes del parón había pasado al sistema 4-3-3 y habíamos creado muchas ocasiones. Con el 'tiempo muerto' utilicé mi plan B (4-4-2). Fue una manera inteligente de aprovechar esa interrupción», señaló Van Gaal. Huntelaar, que había entrado para el último cuarto de hora, sería decisivo en los dos goles holandeses, ya que además del segundo de penalti había dado la asistencia con la cabeza en el primero a Sneijder.

Lección a España

Contra España, en el debut del Mundial, impartió su primera clase táctica, goleando al campeón mundial por 5-1. La idea de Van Gaal fue ejecutada a la perfección. Defender con ocho -el guardameta, cinco defensas y dos centrocampistas recuperadores- y practicar un juego directo hacia Sneijder, Van Persie y Robben. Ahí escenificó su renuncia al 4-3-3 tan querido por los aficionados de ese país.

Contra Australia, en el segundo partido de la primera fase, su equipo iba perdiendo por 2-1 en el minuto 54 y acabó ganando por 3-2. «Australia nos dominó en el primer tiempo y por eso modifiqué nuestro sistema y pasamos al 4-3-3», señaló el entrenador, tras haber comenzado también con una zaga de cinco.

Contra Chile, a la que Holanda ganó por 2-0 en el último partido de la primera fase, Van Gaal colocó Kuyt de lateral derecho, cuando toda su vida ha sido delantero. «Me sorprendió la decisión del entrenador, pero creo que respondí a sus expectativas», dijo el veterano jugador del Fenerbahce tras el partido ante los chilenos.

Ahora llega Argentina en semifinales, el miércoles en Sao Paulo, y el mago Van Gaal sacará probablemente algún otro conejo de su chistera.