El Norte de Castilla

CUARTOS de final

Brasil pierde a Neymar para el resto del Mundial

  • El azulgrana sufrió una fractura de la tercera vértebra lumbar tras un rodillazo del colombiano Zúñiga y estará al menos un mes de baja

La alegría por la victoria ante Colombia que condujo a semifinales al anfitrión se tornó en profunda tristeza tras conocerse que pierde para el resto del campeonato a Neymar, su gran estrella, a causa de la fractura de una vértebra.

El crack salió en camilla dos minutos antes de terminar el tiempo reglamentario del choque ante Colombia celebrado en el estadio Castelao de Fortaleza, tras sufrir un rodillazo del cafetero Juan Zúñiga que lo dejó tendido en el césped. «No quise hacerle daño», se lamentó el lateral colombiano.

«Neymar sufre una fractura transversal de la tercera vértebra lumbar y quedó fuera del Mundial», avanzó a los periodistas uno de los médicos de la selección, Rodrigo Lasmar. A falta de que se le realicen más pruebas en el hospital, en principio se estima que deberá estar de baja entre cuatro y seis semanas.

Brasil se enfrentará el martes a Alemania sin Neymar y sin el capitán Thiago Silva, autor del primer gol de este viernes y baja por acumulación de tarjetas. Tras conocer la noticia impactante de la lesión de 'Ney', todos sus compañeros y el técnico, Luiz Felipe Scolari, se conjuraron para luchar por el 'hexacampeonato' sin la figura llamada a marcar diferencias en el Mundial. De hecho, Neymar ya sumaba cuatro goles en este certamen, los mismos que Leo Messi y dos menos que el colombiano James Rodríguez, ya de vuelta a casa y pichichi provisional del Mundial.

El astro brasileño había asumido el liderazgo de los ataques de su equipo ante los colombianos y, si bien no estuvo acertado en varias ocasiones, se mostró participativo e intervino en el gol anotado por Thiago Silva que encarriló la victoria de Brasil, a los siete minutos. Hizo la jugada que precedió al saque de esquina que el propio Neymar lanzó.

A diferencia de lo que habitualmente acostumbra, la figura del Barça arrancó el partido por la derecha del ataque brasileño y jugó con una libertad llamativa. Aunque no se mostró tan brillante y desequilibrante como en otros partidos, con lo realizado ya le alcanzó para ganarle el duelo personal a James Rodríguez, que al igual que la selección colombiana no repitieron actuaciones anteriores y se marcharon a casa eliminados en cuartos de final. De ahí las lágrimas del jugador del Mónaco, que no encontraba consuelo en Fortaleza.