Seat Ibiza, la referencia del segmento

Seat Ibiza, la referencia del segmento

  • La quinta generación del Ibiza estrena un nuevo chasis, es más grande por dentro e incorpora la tecnología más avanzada

El modelo más importante de Seat se renueva por completo. Con un diseño que mantiene los códigos de estilo de la marca pero es más deportivo y con superficies más acentuadas y aerodinámicas, la quinta generación del Ibiza se presentará en el próximo Salón de Ginebra y se pondrá a la venta en junio.

El nuevo Seat Ibiza es el primer modelo del Grupo Volkswagen en estrenar la nueva plataforma, una estructura modular que se montará en diferentes modelos de la alianza (se conoce con el código MQB A0) con el ambicioso objetivo para el coche fabricado en Martorell en marcar un antes y un después en seguridad, diseño, prestaciones y confort. El coche va a ofrecer un mejor comportamiento y confort de marcha por su mayor calidad de rodadura mientras que la rigidez torsional de la carrocería aumenta en un 30 %.

Con los códigos de estilo empleados en el nuevo León y Ateca, la quinta generación del Ibiza adopta unas líneas más expresivas que en el caso de la versión FR (en la imagen) son más deportivas. El coche es más ancho con mayor aplomo a la carretera.

Nuevo diseño

Con los códigos de estilo empleados en el nuevo León y Ateca, la quinta generación del Ibiza adopta unas líneas más expresivas que en el caso de la versión FR (en la imagen) son más deportivas. El coche es más ancho con mayor aplomo a la carretera.

Esta nueva plataforma permite una mayor flexibilidad de fabricación y se podrá equipar en diferentes modelos y varios tipos de carrocería dentro del mismo segmento. También y gracias a las nuevas tecnologías, se reduce el peso y se rebaja consumo. Otra ventaja clave es que la seguridad de los pasajeros se incrementa por el mayor grado de protección y además hay más espacio para los ocupantes y para los equipajes.

Y es que el nuevo Seat mantiene casi la misma longitud que el anterior (es solo dos milímetros más corto) pero es más grande por dentro por su superior anchura (+ 87 mm) y por la distancia entre ejes que crece hasta los 2,56 metros (+ 95 mm). La anchura de vías aumenta tanto delante como detrás. En la práctica, hay más espacio para las rodillas en los asientos posteriores lo mismo que la altura en las plazas delanteras. También el maletero admite más bultos con un volumen máximo de 355 litros en la posición normal de los asientos posteriores.

Gama de motores

Toda la gama de motores cumple con la normativa de emisiones Euro6. La primera opción es el gasolina 1.0 TSI de tres cilindros con 95 o 115 CV y turbocompresor. A finales de este año llegará el nuevo 1.5 TSI de cuatro cilindros y 150 CV. En diésel, la oferta se centra en el 1.6 TDI en tres variantes de 80, 95 y 115 caballos. Además, la marca venderá el propulsor 1.0 TGI de 90 CV alimentado por gas natural comprimido (GNC).

Los motores van asociados a cajas de cambio manual de seis velocidades para potencias superiores a 95 CV y de cinco para el resto. Es opcional la caja de cambios automática de doble embrague DSG de siete relaciones.

En el interior se utilizan nuevos materiales de superior calidad y cambia por completo el diseño. Para los sistemas de conectividad se podrá equipar una pantalla táctil de ocho pulgadas.

Más calidad

En el interior se utilizan nuevos materiales de superior calidad y cambia por completo el diseño. Para los sistemas de conectividad se podrá equipar una pantalla táctil de ocho pulgadas.

Los niveles de equipamiento son cuatro: Reference, Style, FR y XCellence. El más deportivo es el FR y se diferencia por su imagen más dinámica con el difusor trasero, el parachoques delantero, el escape y unos exclusivos adornos en negro para el exterior; la suspensión es más deportiva. Los acabados FR y XCellence van a costar lo mismo con la diferencia principal que el primero va dirigido a un usuario más sport y el segundo es más cómodo y elegante con mayor cantidad de detalles cromados.

En cuanto al diseño, el nuevo Ibiza mantiene esa imagen fresca y joven de versiones anteriores, pero con los rasgos característicos del diseño actual de Seat con la combinación de líneas afiladas con superficies suaves. Sin embargo, al ir las ruedas casi en las cuatro esquinas la imagen refleja una carrocería con mayor aplomo al suelo. Las llantas son de nuevo diseño, de hasta 18 pulgadas de tamaño, y con acabado en dos tonos.

Delante, destaca el diseño en forma de X que aporta mayor dinamismo y estabilidad visual. El logotipo en la parrilla se realza por las dos líneas de carácter en el capó y un ligero hueco en el marco cromado. Los faros full led triangulares y los icónicos gráficos de las luces de día identifican de un primer vistazo al nuevo Seat Ibiza.

En el interior, se adaptan los códigos de estilo utilizados en los nuevos León y Ateca, pero con una nueva visión de diseño. Junto con nuevos materiales, las líneas son más precisas y las proporciones más ligeras para conseguir mayor percepción de calidad. Los diseñadores han puesto especial énfasis en un estilo horizontal, con una consola elevada para mejorar la ergonomía y reflejar mayor sensación de espacio y confort.

En términos de conectividad, y con una pantalla táctil de hasta ocho pulgadas, el nuevo Ibiza admite tres opciones: Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link. La marca continúa el desarrollo de nuevas soluciones de movilidad para mejorar la experiencia del usuario. Otros detalles son el cargador inalámbrico con amplificador de señal GSM y un equipo de sonido del especialista Beatsaudio soundsystem con un procesador de señal digital, siete altavoces y un amplificador de ocho canales con 300 watios.

Toda la instrumentación, situada en una posición elevada, se orienta hacia el conductor para no apartar en lo posible la vista de la carretera. Se podrá optar por luz interior de led, y el habitáculo está protegido con un filtro específico que aisla a los ocupantes de cualquier tipo de alérgenos, y crea un espacio libre de contaminantes.

Entre los sistemas de ayuda a la conducción, dispone de elementos ya conocidos en el León o el Ateca. Es el caso del Front Assist, Traffic Jam Assist, control de crucero adaptativo, sistema de entrada y arranque sin llave, una nueva generación de sensores de aparcamiento delantero y trasero y una cámara de visión trasera con mayor calidad reflejada en una pantalla táctil de ocho pulgadas.

Lanzado por primera vez en 1984, el Ibiza se ha convertido en un icono para Seat. Ha sido el coche que más tiempo ha permanecido en la historia de la marca y es el modelo de mayor éxito, con más de 5,4 millones de unidades vendidas. El nuevo Ibiza, solo con carrocería de cinco puertas, se dará a conocer en pocas semanas al público europeo con ocasión del Salón de Ginebra y se pondrá a la venta en junio.