Seat Ibiza TGI, el más ecológico y económico

Seat Ibiza TGI, el más ecológico y económico

Este Ibiza con motor 1.0 TGI utiliza la tecnología híbrida de gas natural comprimido (GNC) y gasolina

MANU CORTÉS

La oferta mecánica más eficiente y económica de Seat llega al Ibiza, con el motor híbrido de gas natural y gasolina 1.0 litros TGI de 90 caballos, que cuenta con la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico y sus consiguientes ventajas de movilidad en casos de limitación de acceso a núcleos urbanos por episodios de alta contaminación. Además, el Ministerio de Energía, ha puesto en marcha un nuevo plan de incentivos para la adquisición de vehículos de combustibles alternativos propulsados por gas natural comprimido (GNC), donde tiene cabida el nuevo Ibiza TGI, con un descuento aplicable de 2.500 euros para el cliente particular.

El nuevo Ibiza TGI puede beneficiarse de otros descuentos. Si el cliente cumple todos los requisitos, el precio final puede partir desde los 10.910 euros. A esta cantidad se llega si se financia la compra con la financiera de la marca, que aplica un descuento adicional de 2.500 euros; si además se entrega un vehículo usado con más de cuatro años de antigüedad como parte del pago, el programa «Trade-In» ofrece 700 euros de descuento adicional. Al mismo tiempo Seat ofrece también un descuento de 500 euros para todos los acabados (hasta 900 euros para el Reference Plus).

La apuesta por los motores híbridos que combinan gas natural y gasolina se sustenta en las muchas ventajas que ofrece frente a otras alternativas híbridas del mercado. Cabe destacar su eficiencia energética y consiguiente ahorro económico, gracias a un mejor aprovechamiento de la energía y a un coste por kilómetro recorrido muy inferior a la gasolina.

Por su parte, el motor híbrido del Ibiza TGI reduce las emisiones de CO2 en torno a un 17 % respecto al gasolina de 95 CV y, con la ventaja de que la sencilla tecnología implementada -que utiliza un único motor-, reduce los costes de mantenimiento frente a otras alternativas, sin renunciar a las prestaciones. Además, los vehículos equipados con tecnología GNC están sujetos a los mismos requisitos de seguridad y obtienen los mismos resultados; es decir, que el Ibiza TGI mantiene la máxima puntuación con sus cinco estrellas, en las pruebas de choque del organismo independiente EuroNCAP.

El Ibiza 1.0 TGI tiene un consumo de 3,3 kilos de gas/100 km en modo GNC o, lo que es lo mismo, necesita de una inversión de tan solo 2,81 euros para recorrer 100 km (precio GNC medio: 0,85 €/kg). Por su parte, el Ibiza de gasolina 1.0 TSI de 95 CV, necesita una inversión de 6,46 euros por cada 100 km, con un consumo medio de 4,7 l/100 km (precio medio gasolina 95: 1,37 €/litro).

1.320 kilómetros sin repostar

La versión TGI de la quinta generación del Ibiza dispone de dos depósitos, uno de gas natural comprimido de 13 kilos y otro de gasolina de 40 litros. La autonomía total, combinando ambos depósitos, es de 1.320 kilómetros sin repostar. El Ibiza TGI utiliza siempre el gas natural como combustible principal y preferencial. Una vez que se agota, recurre a la gasolina como fuente de combustible alternativa, produciéndose el cambio de manera automatizada y sin que el conductor perciba diferencia alguna en las prestaciones o conducción dinámica del vehículo. En el cuadro de relojes aparece un testigo que informa al conductor de que se está circulando con gas, además de disponer de los respectivos indicadores de nivel para ambos depósitos y tipología de combustibles.

El motor 1.0 litros TGI de tres cilindros y 12 válvulas va asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades. Ofrece una potencia máxima de 90 caballos y un par máximo de 160 Newton metro desde 1.900 vueltas. En cuanto a las prestaciones, alcanza una velocidad máxima de 180 km/h. y emplea 12,1 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h; el consumo medio es de 5 litros de gasolina y 3,3 kilos de gas en modo GNC y solo emite a la atmósfera 114 g/km de CO2 al utilizar gasolina y 88 g/km de CO2 en modo gas.

Completos equipamientos

Cabe destacar que el nuevo híbrido de Seat está disponible en todas las versiones de acabado, incluyendo el deportivo FR. Este último también se vende en una versión más completa denominada «FR EcoPlus», que incorpora una exclusiva lista de equipamiento opcional, aunque de serie lleva el control de velocidad de crucero adaptativo (ACC), faros full led, sistema de radio con pantalla táctil a color de 20,3 cm (8 pulgadas), sensores de aparcamiento delantero y trasero, o cámara de visión trasera, entre otros.

El nuevo Ibiza TGI GNC ECO se vende con cuatro líneas de acabado: Reference, Style, FR y Xcellence. El equipamiento Style destaca por incluir el Driver Pack, con control de velocidad de crucero y detector de fatiga, un sistema de radio con pantalla de 5« y Bluetooth, o los faros antiniebla. El más deportivo FR incorpora elementos de diseño como el difusor trasero, los escape simulados a cada lado del parachoques trasero, la suspensión deportiva y un exclusivo paquete negro exterior.

Ficha técnica Seat Ibiza TGI GNC Eco

Combustible:
Gasolina / Gas natural
Nº de cilindros:
3 en línea
Cilindrada:
999 cm3
Potencia:
90 caballos
Cambio:
Manual 5 marchas
Velocidad:
180 km/h.
0 a 100 km/h.
12,1 segundos
Consumo medio:
Desde 5,0 litros
Largo:
4,06 m.
Ancho:
1,78 m.
Alto:
1,44 m.
Maletero:
355 litros
Precio:
17.110 euros

Asimismo, la altura de la carrocería se ha rebajado en 15 milímetros y se modifica el tarado de la suspensión, con amortiguadores más firmes y el diámetro de la barra estabilizadora delantera es más grueso. El acabado Xcellence se caracteriza por su aspecto más lujoso, con detalles cromados que acentúan el refinamiento. Los faros «full led» triangulares y los gráficos de las luces de día forman una imagen visual bien distintiva.

Entre los sistemas de ayuda a la conducción, el nuevo Ibiza se presenta con elementos propios de modelos de segmentos superiores. Es el caso del asistente de frenada de emergencia automática (de serie en toda la gama), control de crucero adaptativo, reconocimiento de fatiga, asistente de conducción autónoma en atascos que se encarga de frenar completamente el coche y volver a acelerar (en el caso del cambio DSG) y el frenado automático poscolisión.

También se puede configurar la respuesta del vehículo gracias al Drive Profile, con tres modos (Eco, Normal y Sport) más otro Individual para que cada usuario elija según sus propios gustos. Entre otros parámetros, el motor puede reaccionar de forma más brillante, la dirección es más directa y firme y la suspensión también más rígida. El sistema de entrada y arranque sin llave Kessy, sensores de aparcamiento y una cámara de visión trasera con mayor calidad reflejada en una pantalla táctil de 8« son otros elementos del equipamiento.

En términos de conectividad, el nuevo Ibiza permite asociar el 'smartphone' al sistema de información y entretenimiento mediante Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link. Asimismo, se puede equipar con altavoces Beats, equipo de sonido con un procesador de señal digital (DSP), siete altavoces y un amplificador de ocho canales con 300W.

También dispone de cargador inalámbrico de 'smartphones' con amplificador de señal GSM. La marca ofrece también sin coste un paquete de equipamiento adicional para cada uno de los acabados. Esta oferta cuenta con el acabado Reference Plus, que añade sobre al acabado de acceso Reference el equipo de radio Media System Touch con pantalla de 5'' y varias posibilidades de conexión mediante USB, toma auxiliar y tarjeta SD, Bluetooth con audio «streaming», cuatro altavoces, volante multifunción y aire acondicionado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos