El Norte de Castilla

Porsche Panamera, para soñar

  • Nuevo Porsche Panamera, con las prestaciones de un ultradeportivo y el confort y lujo de una limusina

Si algún poseedor de un décimo premiado del pasado sorteo de Navidad tiene intención de comprar el lunes un superdeportivo imponente para viajar con toda la familia, vamos, para darse un homenaje y ser la envidia de todo el barrio, la última versión del Porsche Panamera es la elección más adecuada.

El nuevo Panamera combina mejor que nunca dos características aparentemente contradictorias: las prestaciones de un auténtico deportivo y el confort de una berlina de lujo. Con esta transformación, Porsche ha mejorado sistemáticamente el concepto, para conseguir un automóvil de cuatro puertas de altísimas prestaciones, rediseñado y evolucionado hasta el último detalle. Se han optimizado sus motores y transmisiones, se ha perfeccionado su chasis y se han reinterpretado sus pantallas y elementos de control.

Es un Panamera, es un deportivo

También amplía los límites entre el mundo de los deportivos puros y el de los automóviles confortables con novedades destacadas, como el eje trasero direccional, la compensación activa del balanceo y una suspensión neumática con tres cámaras de aire. Visualmente, el concepto único de este gran Porsche se refleja en un nuevo diseño expresivo: es indudablemente un Panamera y es indudablemente un deportivo, con largas proporciones dinámicas, flancos prominentes y una línea de techo que transmite sensación de velocidad y es 20 milímetros más baja en la parte trasera.

Por fuera, el nuevo Panamera mide 5,05 metros de largo (34 mm más que la versión anterior), 1,94 metros de ancho (6 mm más) de ancho y 1,42 metros de alto (5 mm más). A pesar del ligero incremento de altura, visualmente parece mucho más bajo y más largo. Esto se debe principalmente a la reducción de altura en la zona de los pasajeros (se reduce 20 mm), mientras que se mantiene una buena habitabilidad.

La nueva carrocería del Panamera es más baja en la zona de los pasajeros lo que transmite una mayor sensación de dinamismo.El capó con forma de flecha le hace parecer más bajo y largo.

Más deportivo

La nueva carrocería del Panamera es más baja en la zona de los pasajeros lo que transmite una mayor sensación de dinamismo.El capó con forma de flecha le hace parecer más bajo y largo.

El Panamera solo ha crecido seis milímetros en anchura, pero parece como si hubieran sido varios centímetros. Ese efecto está creado por elementos como la toma de aire en forma de “A”, que se extiende hacia los laterales y consigue un diseño del frontal completamente nuevo. El capó con forma de flecha acelera ese efecto visual, que hace parecer al vehículo más bajo y más largo delante de lo que era anteriormente, debido a los prominentes contornos que ahora llegan al paragolpes.

Además, el Porsche Panamera ofrece mejor versatilidad que cualquier otro modelo del segmento de lujo. Para conseguir que sea lo más práctico posible en el uso diario, los respaldos de los asientos traseros se abaten por separado, con una configuración 40/20/40. La capacidad del maletero llega hasta los 495 litros. El Panamera eleva la experiencia de confort a un nivel completamente nuevo, con opciones de equipamiento que incluyen un techo panorámico inclinado, los asientos con masaje, la iluminación ambiente y un equipo de sonido de gran calidad.

El interior se ha reinterpretado de cara al futuro en el nuevo Panamera. Los clásicos botones e instrumentos convencionales se han reducido significativamente, para reemplazarlos por paneles táctiles y pantallas configurables en la parte central del conocido como nuevo Porsche Advanced Cockpit, que transforma el mundo analógico al presente digital de la movilidad, sin abandonar el componente pasional.

Para el lanzamiento del Panamera Turbo (176.519 euros), el Panamera 4S (126.085 euros) y el Panamera 4S Diésel (130.400 euros), se han incorporado tres nuevos motores biturbo de inyección directa. Todos ellos, incluido por primera vez el diésel, pueden ir equipados con el sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas y una nueva transmisión automática Porsche PDK de doble embrague y ocho velocidades que, a la hora de cambiar marchas, parece una ametralladora.

El Panamera Turbo monta un propulsor V8 de gasolina con 550 caballos, mientras que el Panamera 4S lleva un V6 gasolina de 440 caballos. En el Panamera 4S Diésel se recurre a un V8 de 422 caballos, con un par máximo de 850 Newton metro (por comparar, es una cifra de par superior a la del Mc Laren de Fórmula 1 de Lewis Hamilton).

El chasis del Panamera también impresiona por su configuración técnica, con una suspensión neumática adaptativa, que emplea una nueva tecnología de tres cámaras de aire e incluye el sistema de control electrónico de amortiguadores de Porsche. Otro sistema disponible es el “chasis dinámico deportivo” PDCC Sport, del que forma parte el reparto selectivo de par motor a cada rueda y la estabilización activa del balanceo de la carrocería, así como una nueva dirección electromecánica.

El coche está equipado con diversos sistemas de asistencia a la conducción. Entre ellos, destaca el “asistente de visión nocturna”, que utiliza una cámara de imagen térmica para detectar personas y animales, que proyecta como indicador de peligro en color en el puesto de conducción. Si se utilizan los nuevos faros Matrix led opcionales, las personas que se encuentran más allá del campo visual del haz de luz son también iluminadas brevemente, lo que permite reaccionar más rápidamente al conductor.

Los instrumentos convencionales se reemplazan por paneles táctiles y pantallas configurables del conocido como nuevo Porsche Advanced Cockpit, que transforma el mundo analógico al presente digital de la movilidad, sin abandonar el componente pasional.

Entre lo más nuevo y lo clásico

Los instrumentos convencionales se reemplazan por paneles táctiles y pantallas configurables del conocido como nuevo Porsche Advanced Cockpit, que transforma el mundo analógico al presente digital de la movilidad, sin abandonar el componente pasional.

El nuevo asistente Inno Drive, que incluye el control de crucero adaptativo, se basa en los datos de navegación, en las señales de radar y en las cámaras, para evaluar y poner en funcionamiento la aceleración y deceleración óptimas, así como la marcha adecuada, para los siguientes tres kilómetros. Para hacerlo, este copiloto electrónico tiene en cuenta las curvas, las pendientes de la calzada y los límites de velocidad.

En cuanto al diésel, se lanza con un nuevo motor de ocho cilindros, que por primera vez se combina con tracción permanente a las cuatro ruedas. El propulsor diésel más potente implementado hasta la fecha en un Porsche de producción en serie desarrolla 422 caballos a 3.500 revoluciones y un inmenso par máximo de 850 Newton metro, que se mantiene constante entre las 1.000 y las 3.250 vueltas. Con una velocidad máxima de 285 km/h, alcanza los 100 km/h saliendo desde parado en 4,5 segundos (4,3 segundos si lleva el paquete Sport Chrono). En contraste, su consumo medio de combustible está en apenas 6,7 litros.

El Panamera Turbo tiene el motor de gasolina más potente de la gama. Se trata de un V8 biturbo de 4.0 litros de cilindrada, que desarrolla 550 caballos de potencia a 5.750 revoluciones y un par máximo de 770 Newton metro (entre 1.960 y 4.500 vueltas). Dispone de 30 caballos más que el modelo precedente y su par máximo se ha incrementado en 70 Nm. Con este propulsor, el Panamera Turbo acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos. Si incorpora el paquete Sport Chrono opcional esa cifra baja a los 3,6 segundos. Su velocidad máxima es de 306 km/h.

El motor V6 biturbo de 2.9 litros del Panamera 4S tiene una potencia de 440 caballos (20 más que su antecesor), disponible a 5.650 revoluciones. Entre 1.750 y 5.500 rpm, el nuevo seis cilindros desarrolla 550 Newton metro de par máximo (30 más que antes). El Panamera 4S tarda solo 4,4 segundos en llegar 100 km/h partiendo desde parado. Con una velocidad máxima de 289 km/h, el consumo medio se sitúa en 8,2 litros.