El Norte de Castilla

Porsche 718 Boxster, objeto de deseo

  • Porsche renueva la gama Boxster que se convierte en el referente de los descapotables de dos plazas

Veinte años después del estreno del primer Boxster, Porsche reestructura sus roadsters de motor central trasero con la nueva denominación 718 Boxster y 718 Boxster S. Ahora, el biplaza descapotable es aún más potente y consume menos combustible, gracias a la utilización de sofisticados propulsores de cuatro cilindros con turbo en lugar de los tradicionales seis cilindros “atmosféricos”.

Con ellos, la marca alemana retoma la tradición de motores cuatro cilindros de disposición bóxer de bancadas de cilindros opuestos que ya fueron usados en los deportivos de motor central Porsche 718 que tantas victorias obtuvieron entre los años cincuenta y sesenta, como por ejemplo las legendarias carreras Targa Florio y Le Mans.

En el habitáculo destaca el cuadro de instrumentos de nuevo formato con la esfera del cuentarrevolucines de gran tamaño. En las versiones con cambio automático PDK, es opcional el paquete Sport Chrono que incluye un mando en el volante con el botón Sport Response para cambiar los programas de conducción.

Interior deportivo y llamativo

En el habitáculo destaca el cuadro de instrumentos de nuevo formato con la esfera del cuentarrevolucines de gran tamaño. En las versiones con cambio automático PDK, es opcional el paquete Sport Chrono que incluye un mando en el volante con el botón Sport Response para cambiar los programas de conducción.

El lanzamiento al mercado del nuevo deportivo con motor central trasero tendrá lugar el 30 de abril. El precio del 718 Boxster de 299 caballos de potencia con cambio manual de seis marchas arrancará en los 56.938 euros; el de la versión 718 Boxster S de 349 caballos será de 72.487 euros.

La clave del nuevo modelo está precisamente en el recién desarrollado motor bóxer de cuatro cilindros con turbo. El nuevo 718 Boxster, que tiene una cilindrada de dos litros, ofrece 300 caballos de potencia, mientras que la mecánica de 2,5 litros del 718 Boxster S alcanza los 350 caballos. En la versión S, Porsche también utiliza un turbocompresor con turbina de geometría variable.

De hecho, Porsche es el único fabricante en utilizar tecnología turbo de geometría variable (VTG) en vehículos de gasolina, tanto en el 911 Turbo como en el 718 Boxster S. Destaca el aumento de 35 caballos de potencia respecto a los modelos Boxster precedentes y la eficiencia de los nuevos motores turbo. Los nuevos Boxster consiguen una mejora de hasta el 13 % en consumo de gasolina.

La puesta a punto del chasis, completamente revisada, y unos frenos más eficaces proporcionan un mayor placer de conducción deportiva. Asimismo, el diseño experimenta un avance notable. El vehículo ha sido revisado a fondo, excepto el compartimento del maletero, el parabrisas y la capota.

Sistema de información y entretenimiento

En el interior, un cuadro de instrumentos de nuevo formato enmarca el habitáculo. Además, se incluye de serie la última generación del sistema de información y entretenimiento Porsche Communication Management (PCM), con una moderna pantalla táctil. El módulo de navegación está disponible opcionalmente.

Con el lanzamiento de la nueva generación 718 Boxster será la primera vez desde finales de los sesenta que Porsche vuelva a montar propulsores bóxer de cuatro cilindros en un deportivo. El turbo aumenta considerablemente el par motor disponible. El motor de dos litros del modelo 718 Boxster tiene un par máximo de 380 Newton metro (100 más que antes), disponible entre las 1.950 y las 4.500 revoluciones por minuto. El motor 2.5 del 718 Boxster S alcanza los 420 newton metro (60 más que el anterior), en un rango que va de las 1.900 a las 4.500 vueltas.

Así, los nuevos modelos 718 Boxster aceleran todavía más rápido. El 718 Boxster, equipado con la caja de cambios automática de “doble embrague” PDK y el paquete opcional Sport Chrono, acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos (0,8 segundos más rápido). El 718 Boxster S con ese mismo equipamiento realiza dicha prueba en 4,2 segundos (0,6 segundos más rápido). La velocidad máxima del 718 Boxster es de 275 km/h y la del 718 Boxster S de 285 km/h.

El conjunto formado por el motor de cuatro cilindros y la transmisión automática PDK hacen que el 718 Boxster obtenga un consumo medio de 6,9 l/100 km (1,0 l/100 km menos que el modelo precedente). El 718 Boxster S, con el motor de 2.5 litros turboalimentado unido al cambio PDK, gasta 7,3 l/100 km (0,9 l/100 km menos que antes).

Los modelos 718 montan de serie una caja de cambios manual de seis velocidades. La transmisión Porsche de doble embrague PDK de siete velocidades (mucho más rápida, cómoda, eficiente y, en definitiva, más recomendable que la manual de seis marchas), que cuenta con marchas “virtuales” para el ahorro de combustible, está disponible como opción.

Los 718 se distinguen claramente a primera vista. El frontal del nuevo roadster muestra unas formas mucho más esculturales. Su apariencia es más ancha y más rotunda. Las tomas de refrigeración de la parte delantera, bastante más grandes, son la expresión diferenciadora del nuevo concepto de motor turbo. Este frontal del 718 Boxster se completa con el nuevo diseño de los faros bixenón, que llevan luces diurnas led integradas.

Desde una perspectiva lateral, el modelo se identifica por las formas de sus nuevas aletas y faldones. Las puertas se han diseñado con las manillas integradas en la carrocería. La renovada parte trasera del 718 Boxster tiene ahora una apariencia mucho más ancha, especialmente por la franja con el logotipo integrado de Porsche entre los dos pilotos. Estas ópticas posteriores se distinguen por la tecnología led tridimensional y los cuatro puntos de luz de freno.

El chasis del nuevo 718 Boxster, totalmente revisado, mejora notablemente su velocidad de paso por curva respecto a los modelos anteriores. La dirección electromecánica es también mucho más directa. Esto hace que el 718 Boxster sea aún más ágil y sencillo de conducir, tanto en circuitos como en el uso diario.

El sistema de suspensión Porsche Active Suspension Management (PASM), con 10 milímetros menos de altura libre de la carrocería al suelo, se ofrece como opción. También como extra, se puede solicitar por primera vez para el modelo Boxster S el chasis deportivo PASM con esa altura al suelo reducida en 20 milímetros. El chasis “activo”, que ha sido igualmente revisado, cuenta con un rango de utilización mayor entre los ajustes de confort para recorrer largas distancias y la rigidez, para uso más deportivo.

Como en su “hermano mayor” Porsche 911, el nuevo Boxster cuenta ahora con el paquete Sport Chrono (opcional) con un nuevo programa “Individual” adicional a los tres habituales: “Normal”, “Sport” y “Sport Plus”. En los deportivos con cambio automático PDK, se añade el botón Sport Response, situado en el centro del mando con el que se cambian los programas de conducción. Inspirado en los coches de competición, permite al conductor configurar la respuesta del motor y modifica la caja PDK para que sea más aún más rápida.

Otro punto central del nuevo 718 es el Porsche Communication Management (PCM), preparado para acoplar el teléfono móvil, interfaz de audio y con un paquete opcional de sonido, que permite una potencia de audio de hasta 110 vatios. El PCM se puede ampliar con módulos opcionales para adaptarse plenamente a los gustos personales de cada conductor. Por ejemplo, el módulo de navegación con control de voz, que hace más fácil introducir el destino deseado. Además, el módulo Connect Plus está disponible como una extensión de dicho navegador y proporciona más servicios online.