Opel Insignia Sports Tourer, diseño en carrocería familiar

Opel Insignia Sports Tourer, diseño en carrocería familiar

  • Se presenta en marzo en el Salón de Ginebra, aunque los concesionarios aceptan pedidos a partir de finales de febrero

El nuevo Opel Insignia Sports Tourer ya está prácticamente listo. La versión familiar del modelo más prémium de la marca alemana se va a presentar para todo el público europeo con ocasión del Salón de Ginebra que abre sus puertas en la segunda semana de marzo aunque los concesionarios aceptan pedidos a finales de febrero.

El coche llama la atención por un renovado diseño, con líneas deportivas de un cupé grande, una notable amplitud interior y los últimos sistemas de asistencia en seguridad. Esta segunda generación del Insignia ofrece un volumen de maletero que se ha ampliado hasta los 1.640 litros de capacidad, lo que supone 100 litros más que el modelo anterior, y las habituales soluciones de alta tecnología de Opel, como el innovador sistema de iluminación matricial IntelliLux, la integración de los smartphones y nuevas funcionalidades de Opel OnStar.

Mayor tamaño

Las dimensiones exteriores han crecido hasta los 4,986 metros de largo y la distancia entre ejes aumenta en 92 mm hasta los 2,829 metros con una anchura de vías incrementada en 11 milímetros, aunque el voladizo delantero se ha reducido en 30 mm. Delante, destaca la parrilla si bien el parentesco del Insignia Sports Tourer con el Concepto Monza (el prototipo en que se basa) es especialmente destacable en la parte trasera, con una forma que parece mucho más ligera que antes con las líneas muy definidas en el nuevo modelo.

Detrás, los finos pilotos de led, con diseño en forma de doble ala, sobresalen ligeramente. El voladizo entre el paragolpes y el portón es más pequeño, lo que ayuda a que cargar el coche. Además, la anchura a la altura de los pasos de rueda es mayor para una mejor colocación de objetos voluminosos. Además, la longitud del área de carga, crece en 97 mm hasta poco más de dos metros con los respaldos de los asientos posteriores plegados. El volumen máximo de carga es de 1.640 litros, más de 100 litros adicionales sobre su antecesor.

La longitud del área de carga crece en 97 mm hasta poco más de dos metros con los respaldos de los asientos posteriores plegados. El volumen máximo es de 1.640 litros, más de 100 litros adicionales con relación a su antecesor.

Maletero más funcional

La longitud del área de carga crece en 97 mm hasta poco más de dos metros con los respaldos de los asientos posteriores plegados. El volumen máximo es de 1.640 litros, más de 100 litros adicionales con relación a su antecesor.

En opción se ofrece que los respaldos de los asientos traseros se puedan plegar en secciones 40: 20: 40 para una configuración más flexible del maletero. Es posible abatir el asiento corrido trasero simplemente pulsando un botón situado en el maletero. El paquete FlexOrganizer con raíles laterales, redes de separación y diferentes opciones de sujeción, también requiere mayor precio.

Para hacer que las operaciones de carga y descarga resulten más sencillas, el portón trasero se abre o cierra sin necesidad de tocar el coche. Junto con el sistema de apertura y arranque sin llave, un simple ligero movimiento del pie bajo el paragolpes trasero es suficiente para abrir el portón. Este práctico sistema detecta cualquier objeto y detiene la maniobra en caso necesario. También el portón se acciona con el botón en la puerta del conductor o con el mando a distancia.

El espacio para pasajeros es más amplio tanto en la anchura a la altura de los hombros como a la altura de las caderas y el hueco para la cabeza. En cuanto a los asientos delanteros, son ergonómicos y además de poder ajustarse en 18 formas distintas, ahora incluyen la regulación eléctrica del apoyo lateral, el masaje o la ventilación, junto a la función de memoria.

El nuevo Insignia con carrocería familiar incorpora las mismas tecnologías que ya se han anunciado para la versión del berlina cinco puertas Grand Sport. Destaca la nueva generación del sistema matricial adaptativo de iluminación IntelliLux aún más rápido y preciso que antes. Lleva sistemas como el asistente de mantenimiento de carril con corrección automática de la dirección o el capó activo que se eleva en milésimas de segundo para aumentar el espacio libre entre el capó y las partes más duras del motor para mitigar las lesiones en caso de atropello a un peatón.

El estilo del nuevo Insignia Sports Tourer es uno de los puntos fuertes del coche. La carrocería de este nuevo familiar casi alcanza los cinco metros de longitud.

Mucho diseño

El estilo del nuevo Insignia Sports Tourer es uno de los puntos fuertes del coche. La carrocería de este nuevo familiar casi alcanza los cinco metros de longitud.

La instrumentación mejora con la pantalla de proyección HUD que informa de la velocidad, señales de tráfico y la dirección de navegación al incluir los datos en el parabrisas y en la línea directa de visión del conductor. Otros elementos son la cámara de visión 360º, el control de crucero adaptativo con frenada de emergencia o la alerta de trafico transversal trasero que utiliza sensores de radar colocados en el paragolpes trasero para detectar objetos que se aproximen desde 20 metros y en un ángulo de 90º del vehículo; un sistema de ayuda muy práctico al salir de plazas de aparcamiento con visibilidad reducida.

Los últimos sistemas multimedia IntelliLink son compatibles con Apple CarPlay y Android Auto. Como en otros modelos de la marca, el servicio de asistencia Opel OnStar realiza una llamada automática en caso de accidente y permite la asistencia para localizar el vehículo robado. El potente punto de acceso WiFi 4G también va incluido y es posible conectar hasta siete dispositivos a la vez.

En la conducción, y como se ha anunciado para el berlina, el sistema electrónico de tracción total con reparto vectorial del par motor mejora el comportamiento en curva. En curvas cerradas se traslada más par a la rueda exterior para un giro más preciso. El sistema reacciona en una fracción de segundo a la presión del acelerador, siempre con el objetivo de conseguir un comportamiento más neutro y estable del coche.

Además, el nuevo y más desarrollado chasis FlexRide adapta la amortiguación, la dirección, la respuesta del acelerador y el régimen de cambio (en los automáticos) de forma independiente o al seleccionar los modos Normal, Sport y Tour. El nuevo software del control de modo de conducción analiza continuamente la información por los sensores y ajustes y reconoce el estilo de conducción de cada uno.

La gama de motores del nuevo Insignia Sports Tourer comprende versiones gasolina y diésel, e incorpora como novedad la caja de cambios automática de ocho velocidades, disponible solo con la tracción total.