Mercedes Clase S, tope de gama

Ya a la venta, la nueva familia más puntera de la marca potencia aún más la tecnología y el confort

La nueva Clase S ya está en el mercado, con tres versiones a la venta -dos diésel y tres gasolina- equipada con numerosas novedades. Entre los aspectos más destacados lleva nuevos motores de alta eficiencia dotados de tecnologías innovadoras y puede montar el Intelligent Drive, un sistema que da un paso más hacia la conducción autónoma. Por lo que se refiere al habitáculo, es lo máximo en la gama en cuanto a confort y lujo.

En el desarrollo del modelo se han incorporado más de 1.600 nuevos componentes, se estrenan tres motores, dos grupos de seis cilindros en línea (diésel y de gasolina) y un nuevo V8 biturbo de gasolina. Por otra parte, la marca está desarrollando un híbrido enchufable con una autonomía en modo eléctrico que ronda los 50 kilómetros. Además, ha puesto en marcha tecnologías avanzadas como el alternador de arranque integrado de 48 voltios y el compresor adicional eléctrico.

Esta gama más puntera de Mercedes evoluciona hacia la conducción autónoma y eleva el concepto Intelligent Drive un escalón más. El asistente activo de distancia y el asistente activo de dirección ayudan al conductor de forma aún más confortable a mantener la distancia de seguridad y en el guiado del vehículo. Por ejemplo, ajusta automáticamente la velocidad en curvas o al acercarse a un cruce o a una rotonda.

Los faros Multibeam de led, de serie, adaptan la iluminación de forma rápida y precisa al estado actual del tráfico; la luz de carretera, denominada Ultra Range, genera la máxima intensidad luminosa permitida por la legislación por lo que los valores no descienden por debajo de 1 Lux hasta una distancia superior a 650 metros. Otras novedades destacadas de la nueva Clase S son la función Road Surface Scan, que detecta irregularidades en la calzada antes de alcanzarlas y la función de inclinación activa en curvas. Este sistema hace que la carrocería se incline hasta 2,65° hacia el interior de la curva, para reducir las fuerzas transversales.

Control de confort Energizing

A partir de septiembre de este año, se sumará el control de confort Energizing, una opción que conecta entre sí diferentes sistemas de confort del vehículo, como la climatización, la luz de ambiente y las funciones de masaje y permite así un ajuste específico de bienestar en función del estado de ánimo o de las preferencias momentáneas del usuario.

El habitáculo se caracteriza por la incorporación de dos nuevas pantallas de alta resolución de 12,3 pulgadas. A la vista, se funden bajo un solo cristal y conforman un puesto de conducción que acentúa como elemento central la estructuración horizontal del diseño interior. El manejo es intuitivo gracias a los botones de control táctil sensibles al tacto en el volante que reaccionan a los movimientos de barrido con los dedos como en la pantalla de un smartphone.

Por primera vez se ha ampliado el sistema de mando fónico a las funciones del vehículo. De ese modo es posible controlar con la voz la climatización, la calefacción y ventilación de los asientos, el alumbrado tanto de ambiente, como de lectura, y en las plazas traseras, el ambientador y la ionización, la función de masaje de los asientos y la pantalla Head-up-Display.

Las versiones con motores diésel son el S 350 d 4Matic y el S 400 d 4Matic. Disponen del nuevo propulsor de seis cilindros en línea en dos niveles de potencia, de 286 CV (y 600 Nm de par) para el 350 d y 340 CV (y 700 Nm de par) para el 400 d. Si bien la potencia ha aumentado respecto al modelo anterior, el consumo se reduce en un 7 % y ahora arroja una media oficial en ambos casos de solo 5,7 litros (el coche pesa dos toneladas en vacío).

En gasolina, la gama abarca el S 560 4Matic, el lujoso Maybach S 560 4Matic, el más deportivo AMG S 63 4Matic+ y el S 600 con el espectacular motor V12 y 530 caballos que solo se ofrecerá en el mercado como vehículo blindado. El nuevo V8 para el S 560 desarrolla 469 CV y 700 Nm de par, un motor biturbo que rebaja el consumo en un 10 % con relación al anterior, también de ocho cilindros. Para los más exigentes con las prestaciones el AMG S 63 4Matic+ es la opción ideal; también incorpora una mecánica V8 biturbo pero con 612 caballos de potencia y proporciona una aceleración de cero a cien en solo 3,5 segundos.

La oferta de sistemas de seguridad y asistencia a la conducción responde a una estructura modular. El equipamiento de serie incluye el servofreno de emergencia activo, el asistente para viento lateral, el asistente para señales de tráfico y el sistema de protección de los ocupantes. Una novedad que se añade a todos los modelos es el conocido como Pre-Safe Sound, un equipo que prepara a los órganos internos del oído humano a los ruidos que puedan producirse a consecuencia de una colisión.

Otros sistemas evolucionan como el asistente activo para el cambio de carril y llegan nuevas funciones adicionales para el asistente activo de parada de emergencia. Gracias a los sistemas de cámaras y radares, la nueva Clase S puede controlar aún más el tráfico a su alrededor. Además utiliza por primera vez los datos cartográficos y de navegación para calcular el comportamiento de marcha.

Los precios de la nueva Clase S arrancan en 104.800 euros que cuesta la versión S 350 d 4Matic.

Fotos

Vídeos