Citroën Berlingo, cambio radical

Citroën Berlingo, cambio radical

Fabricado en Vigo, la tercera generación adopta la imagen de los últimos lanzamientos de la marca

Citroën acaba de anunciar la tercera generación del Berlingo. El popular modelo representa una importante evolución en el diseño, en consonancia a los últimos lanzamientos de la marca como el C3 o el C4 Cactus y poco se parece a la versión anterior. Producido en Vigo, y con unas ventas de más de 1,7 millones de unidades, el nuevo modelo se presenta en marzo en el Salón de Ginebra aunque no llegará a los concesionarios hasta el segundo semestre del año.

El nuevo Berlingo sigue siendo tan funcional y práctico pero refuerza esas virtudes en términos de modularidad y de espacio y, según la variante, dispone de asientos traseros independientes escamoteables de manera sencilla, suelo plano hasta el asiento del pasajero delantero (que también se abate), 2,70 metros para cargar los objetos más largos y destaca también por el buen incremento en la capacidad del maletero de 100 litros adicionales.

El coche incorpora una nueva plataforma (conocida en Citroën como EMP2), se venderá en dos tipos de carrocería, tallas M (4,40 metros) y XL (4,75 m) con capacidad para cinco y siete plazas, con 19 tecnologías de ayudas a la conducción y conectividad, motorizaciones de última generación en gasolina y diésel o la caja automática EAT8 de ocho velocidades y unas suspensiones orientadas a mejorar el confort.

Nueva imagen

Con el frontal característico de los últimos modelos, que integra la firma luminosa en dos niveles propia de la marca, la imagen del nuevo Berlingo es mucho más actual y no se parece en nada a la del modelo precedente. Al adoptar el nuevo chasis, es un poco más grande y con voladizos más cortos para permitir mayor espacio interior. En la carrocería, el capó es más alto y más corto y el parabrisas avanzado proporciona más luminosidad.

Visto de perfil, la cintura de la carrocería es más alta y son mayores las superficies acristaladas laterales que tienen los contornos biselados. La carrocería cuenta con barras longitudinales (según versiones) para el techo, y como en el C3 y Cactus lleva las protecciones laterales (Airbump) situadas en la parte baja de las puertas para evitar los pequeños golpes de aparcamiento.

En la parte posterior, las luces se posicionan en vertical y encuadran el portón del maletero, en el que domina una gran luneta que se puede abrir y con el logo de la marca ubicado justo en el medio. La carrocería del nuevo Berlingo destaca también por una buena altura (1,81 metros) lo que permite transportar bultos altos y voluminosos.

El nuevo modelo se venderá con dos carrocerías. La estándar, que mide dos centímetros más que la generación precedente, llega hasta los 4,40 metros de longitud con una considerable distancia entre ejes de 2,78 metros. La más larga (denominada talla XL) es 35 cm más larga y alcanza los 4,75 m de longitud con una batalla aún mayor de 2,97 metros. Así, es el coche es mucho más polivalente, con la posibilidad de acoger y transportar cinco o siete pasajeros y aporta una nueva respuesta al uso profesional, con distintas posibilidades de carga.

El habitáculo cambia de manera notoria. Completamente rediseñado, destaca además por un salto cualitativo en cuanto a materiales. Con un puesto de conducción elevado y el salpicadero despejado con un diseño en sentido horizontal, gana en ergonomía, con una clara mejora en el acceso directo a los mandos de la climatización y deja sitio a numerosos espacios para guardar objetos.

Se ofrecerán hasta tres ambientes interiores, desde el más sobrio dirigido al usuario profesional, el acabado Metropolitan Grey, con una banda de color gráfico turquesa a juego con el salpicadero Gris Chiné que aporta una sensación de bienestar y de modernidad y el más propio del conductor aventurero, denominado Wild Green, que se distingue por su tejido Line Green e integra en los respaldos de los asientos una banda naranja en contraste con el motivo rayado Vert Kaki, que evoca el reverso de los pantalones vaqueros.

La accesibilidad mejora gracias a las dos anchas puertas laterales deslizantes que pueden equipar desde ahora ventanillas eléctricas. La capacidad de carga alcanza los 775 litros en la carrocería básica y 1.050 litros en la talla XL pero en configuración cinco plazas. La bandeja portaequipaje cuenta con dos posiciones, muy útil durante la carga o descarga. Los tres asientos traseros son individuales y del mismo tamaño en la segunda fila con mucho espacio para las piernas de los pasajeros traseros.

Los huecos portaobjetos también han sido prioridad en los diseñadores que plasmaron un total de 28 espacios útiles para un total de hasta 186 litros para guardar todo tipo de bártulos, desde llaves, bolígrafos, teléfono, vasos, etc. Hay dos guanteras, una inferior (abierta o cerrada según las versiones) que puede acoger una botella de 0,75 litros, así como una superior única en el Top Box que ha sido posible gracias a la implantación del airbag del pasajero en la parte frontal del techo.

Gran superficie acristalada

Con una gran superficie acristalada de 6,4 m2, el habitáculo es muy luminoso. Además puede equipar con detalles hasta ahora poco habituales en un vehículo de este segmento como el techo acristalado panorámico que se puede ocultar gracias a una cortina eléctrica, luces de lectura individuales en las plazas traseras y una iluminación de ambiente con la que optimizar la parte traslúcida del arco para guardar objetos.

Con el nuevo chasis más ligero, esta tercera generación de Berlingo le permite ganar en maniobrabilidad con menor diámetro de giro y posibilita las últimas ayudas a la conducción; la configuración posterior es una evolución de la plataforma actual para ofrecer una mayor carga útil y conserva la anchura entre los pasos de rueda.

Sistemas de asistencia

Como en los nuevos turismos de la marca, dispone de 19 ayudas a la conducción. La lista abarca la pantalla Head Up Display, aviso de cambio involuntario de carril, indicador de atención al conductor con descanso recomendado, reconocimiento de señales de tráfico y recomendaciones de velocidad, regulador de velocidad adaptativo con función Stop (con cambio EAT8), sistema de vigilancia del ángulo muerto y el sistema de frenado de emergencia.

Otras funciones son el sistema que acciona los frenos tras un accidente, encendido automático de luces de carretera, iluminación estática de intersección (Cornering Light), acceso y arranque manos libres, ayuda al arranque en pendiente, ayuda al estacionamiento lateral, cámara de visión trasera 180°, control de estabilidad del remolque, freno de mano eléctrico y el dispositivo de motricidad Grip Control con control de descenso.

Hay cuatro tecnologías de conectividad, como la función Mirror Screen con Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink, sistema de navegación Citroën ConnectNav, Citroën Connect Box con llamada de emergencia y asistencia y recarga sin cables para el móvil.

La gama de motores del nuevo Berlingo son los conocidos en Citroën como PureTech para los gasolina y BlueHDi los diésel. También va a estar disponible más adelante la nueva caja de cambios automática de ocho relaciones más eficaz que las anteriores. En gasolina, la oferta se centra en el 1.2 de 110 y 130 caballos, mientras que en gasóleo se ofrecen hasta cuatro potencias diferentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos