El Norte de Castilla
Kia Optima, mucho por poco

Kia Optima, mucho por poco

  • El nuevo Kia Optima destaca por su gran tamaño, refinado interior, nutrido equipamiento y un precio muy competitivo

El nuevo Kia Optima, ahora en su cuarta generación, se distingue por un diseño exterior totalmente renovado, un interior con más espacio para todos los ocupantes y una motorización diésel muy eficiente. Este nuevo modelo de la marca surcoreana ofrece también un buen confort de suspensión y una estabilidad mejoradas con relación al modelo anterior.

Además, el coche ofrece más presencia que nunca en la carretera, con detalles modernos en el diseño de la amplia carrocería, con líneas y curvas en la carrocería más afiladas y una silueta de gran berlina. La evolución en la imagen del nuevo Optima ha sido seguida del aumento de las dimensiones, con un aumento de la longitud total del vehículo hasta los 4,85 metros. También es 25 mm más ancho (1,86 m.) y 10 mm más alto (1.465 mm).

En el habitáculo, el estilo también difiere del Optima anterior y se emplean materiales de mayor calidad. En la consola central destaca la pantalla táctil del sistema de información y entretenimiento.

Nuevo diseño

En el habitáculo, el estilo también difiere del Optima anterior y se emplean materiales de mayor calidad. En la consola central destaca la pantalla táctil del sistema de información y entretenimiento.

Estos cambios hacen posible un habitáculo más espacioso y confortable, que proporciona mayor espacio para la cabeza, los hombros y las piernas para los pasajeros de las plazas traseras, así como un maletero de mayor capacidad (hasta 510 litros).

En el interior, el nuevo Kia Optima destaca por ser todavía más lujoso y orientado al conductor que antes, con dispositivos y tecnologías habitualmente asociadas a coches de un segmento y precios superiores. El nuevo diseño se ha centrado en proporcionar al interior una imagen y un tacto completamente nuevo, con un habitáculo que se distingue por un diseño más limpio que en la generación anterior.

El salpicadero se extiende sobre un plano más horizontal y la consola central es más ancha, lo que crea una gran sensación de amplitud. La calidad de los materiales usados en el interior se ha mejorado significativamente respecto al modelo anterior, con una proporción de superficies blandas mucho mayor, tejido y piel de tonos naturales y costuras reales en el salpicadero y las puertas.

Los resaltes metálicos en todo el habitáculo añaden un ambiente de mayor calidad al interior, mientras que una mejora en aislantes acústicos asegura un mayor confort. El salpicadero está dividido en una zona superior de monitorización y una inferior de control, de forma que el conductor nunca tiene que apartar la vista de la carretera para ver la información mostrada.

La parte central dispone de la pantalla táctil del sistema de información y entretenimiento y una zona inferior de control con menos mandos que el anterior Optima, desde donde se manejan las distintas funciones del habitáculo que no están disponibles en la pantalla táctil.

Mayor espacio en las plazas traseras

Con unos asientos rediseñados, los pasajeros de las plazas traseras tienen ahora 25 mm más de espacio para las piernas que en la generación precedente. La mayor anchura de la carrocería permite disponer de más espacio para los hombros a todos los pasajeros (20 mm más delante y 17 mm detrás), mientras que un techo más alto y largo aumenta el espacio para la cabeza en todo el habitáculo: 5 mm delante y 15 mm detrás. Las plazas traseras tienen su propia calefacción, además de cortinillas deslizables en las puertas traseras para limitar la entrada de luz.

La seguridad pasiva de los ocupantes también mejora al incrementar a siete el número de airbags, para conductor, pasajero, rodillas del conductor, dos laterales delanteros y dos de cortina.

El nuevo Optima está disponible con un completo equipamiento de dispositivos de seguridad (algunos opcionales), entre los que se incluyen: sistema VSM de gestión electrónica de estabilidad; control de crucero adaptativo; frenada de emergencia, que emplea un radar de largo alcance para detectar una posible colisión con otro vehículo o un peatón y ayuda a detener el coche; asistencia de mantenimiento en carril, que detecta la posición del coche en relación a las líneas de la carretera y automáticamente toma medidas correctivas si el coche va a abandonar el carril sin conectar el intermitente.

Además, dispone de reconocimiento de señales de tráfico, que detecta las señales en la carretera y las muestra en la pantalla del navegador y del detector de ángulo muerto, un aviso visual en los espejos exteriores si otro vehículo entra en el ángulo muerto de visión del conductor.

Todas las versiones del Kia Optima están equipadas de serie con una nueva servodirección de asistencia eléctrica, que proporciona un mejor tacto y una respuesta más rápida y lineal al volante, haciendo que las reacciones del coche sean más rápidas y ágiles.

El sistema de frenada de emergencia del nuevo Optima no solo lleva un radar de corto alcance, sino también uno de largo alcance capaz de identificar a otros vehículos y peatones desde más distancia y a una mayor velocidad. El radar de corto alcance ayuda al conductor a evitar o limitar los efectos de una colisión frontal cuando circula por debajo de 50 km/h, mientras que el de largo alcance hace posible que detecte y responda a obstáculos a una velocidad entre 30 y 80 km/h.

La función de detección de peatones del sistema AEB está diseñada para identificar a peatones cuando se circula hasta 60 km/h y reduce el riesgo de atropello.

El nuevo Optima dispone de un eficiente motor turbodiésel 1.7 litros CRDi de cuatro cilindros, que destaca por su equilibrio entre prestaciones y consumo. Derivado de la versión anterior, ha sido objeto de una serie de modificaciones para aumentar la potencia, el par motor y reducir los consumos y emisiones de CO2. Ahora genera 141 caballos (frente a los 136 CV del anterior) y 340 newton metro de par (frente a 325 nm), ganando en respuesta al acelerador y eficiencia.

El par máximo está disponible ahora entre 1.750 y 2.500 rpm, lo que facilita la conducción en un margen muy amplio de velocidad. La versión GT, disponible en la segunda mitad de 2016, estará equipada con el nuevo motor gasolina 2.0 litros Turbo GDI, una unidad que rinde 245 caballos y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 7,4 segundos.

El nuevo Optima puede montar opcionalmente la nueva caja de cambios de siete velocidades de “doble embrague” (DCT), capaz de soportar el mayor par del motor turbodiésel y desarrollada para ofrecer una experiencia de conducción muy dinámica con cambios de marcha casi instantáneos.