El Norte de Castilla

Honda Jazz, bueno y bonito

  • Renovación completa del Honda Jazz, con nuevo diseño y novedosos dispositivos de ayuda a la conducción y seguridad

Honda es quizá la marca con mayor actividad en estas últimas semanas. Sus principales modelos como el CR-V, HR-V, Civic y ahora el más pequeño encuadrado en el segmento de utilitarios urbanos, el Jazz, han visto cómo cambiaban las actuales versiones por otras nuevas completamente actualizadas.

En el caso del Jazz, supone la tercera generación y llegará durante el verano. El nuevo “urbanita” de Honda cuenta con un diseño más llamativo, un habitáculo más versátil y dispone de innovadoras tecnologías de entretenimiento y de seguridad, estrenadas en sus “hermanos” de mayor tamaño. El Jazz se ofrecerá con un único motor gasolina más eficiente, de 1,3 litros de cilindrada y 102 caballos de potencia, con cambio manual de seis velocidades y, en opción, una caja de cambios semiautomática de variador continuo CVT. El precio del nuevo Jazz, aún sin definir oficialmente, podría partir desde los 18.000 euros.

La carrocería del nuevo Jazz aporta un estilo más contemporáneo, con un frontal y unas líneas más agresivas en claro contraste con el modelo anterior. Los diseñadores de la marca nipona han querido imitar el dibujo de un ala entre la calandra delantera y los grupos ópticos, que resulta común a toda la nueva familia de modelos Honda de este año.

La llamativa forma del frontal asciende sobre el capó y a lo largo de la línea del techo hasta el pequeño alerón trasero y desciende hasta el faldón del paragolpes. La parte trasera parece incluso más robusta que la delantera, con líneas angulosas más pronunciadas entre los pasos de ruedas y la parte baja del portón. Las ópticas traseras son verticales, similares a las del nuevo todocamino CR-V.

En el nuevo Honda Jazz cambian los materiales de las superficies de las molduras y el salpicadero, ahora con un tacto más suave. Según el nivel de acabado, podrá equipar una gran pantalla de siete pulgadas.

Mejor calidad

En el nuevo Honda Jazz cambian los materiales de las superficies de las molduras y el salpicadero, ahora con un tacto más suave. Según el nivel de acabado, podrá equipar una gran pantalla de siete pulgadas.

El interior del Jazz es mucho más luminoso que el del modelo precedente y permite una mejor visibilidad por la mayor superficie de las lunas. Cambian también los materiales de las superficies de las molduras y el salpicadero, ahora de tacto más suave, y de mejor calidad percibida. Los mandos de control instalados en el volante permiten acceder fácilmente a funciones de uso frecuente. Con ellos, el conductor puede cambiar entre diversas vistas de información en la pantalla de la consola central, ya se trate de la pantalla LCD multifunción de cinco pulgadas o la pantalla táctil de siete pulgadas del sistema de información y entretenimiento Honda Connect, según la versión de acabado del modelo.

La interfaz de usuario intuitiva de la pantalla táctil del sistema Honda Connect, incorpora los comandos habituales de deslizamiento y toque de un smartphone. Ejecuta el sistema operativo Android, con lo que proporciona acceso rápido y sencillo a servicios basados en Internet, entre los que se incluyen la navegación, noticias, información de tráfico, partes meteorológicos en tiempo real, redes sociales y emisoras de radio por Internet.

Se pueden instalar otras aplicaciones desde el centro de aplicaciones Honda App Centre, que permite personalizar la conectividad. Además, está disponible como opción un sistema de navegación integrado de la marca Garmin. La pantalla táctil del sistema también muestra información sobre el vehículo, como el cuentakilómetros, el consumo de combustible y la duración del trayecto. Además, Honda Connect se sincroniza con los teléfonos y otros dispositivos multimedia a través de MirrorLink, Wi-Fi, Bluetooth, HDMI y USB.

El nuevo Honda Jazz va equipado con una nueva plataforma más ligera, pero que proporciona una mayor rigidez a la carrocería. También se elimina peso en los componentes de la suspensión, que dispone de nuevos amortiguadores que reducen las vibraciones que se transmiten de la carretera al habitáculo. Con una longitud de carrocería casi 10 centímetros más grande que el modelo anterior (ahora llega hasta los 4 metros) y el aumento de 30 milímetros en la distancia entre ejes, se obtiene un incremento notable de espacio para las piernas, hombros y también a la altura de la cabeza, tanto en la parte delantera como en la trasera.

Configuración de los asientos

En el interior, incorpora el innovador sistema de asientos Honda Magic Seat, con el que los traseros son divisibles en proporción 60:40 y pueden adoptar diversas configuraciones. En modo “funcional”, el respaldo del asiento trasero se abate hacia delante mientras que la base del asiento desciende y se crea una superficie plana y larga. En modo “vertical”, la base del asiento trasero se bloquea para dejar espacio desde el suelo hasta el techo. En posición “horizontal”, los respaldos de los asientos de los ocupantes de la parte delantera y la parte trasera se abaten hacia delante para adoptar una posición plana. El maletero aumenta hasta los 354 litros de volumen, cifra sobresaliente para un coche tan compacto.

Otro de los aspectos que se ha mejorado en el nuevo Honda Jazz es el aislamiento acústico. Por las diversas modificaciones en la carrocería, como recubrimientos de bajos más aerodinámicos -se disminuye el ruido del flujo del aire, al tiempo que se reduce la resistencia- o un salpicadero con materiales interiores más absorbentes, se ha reducido mucho el ruido del motor, el de rodadura y el originado por el viento. El resultado es una conducción más agradable, tanto por el nivel sonoro más bajo como por el mayor refinamiento de la conducción. Además, gracias a un nuevo sistema de dirección asistida eléctrica, el conductor disfruta de un mayor tacto durante la conducción.

La nueva geometría de la suspensión delantera permite una mejor maniobrabilidad, lo que contribuye a que la respuesta del nuevo Jazz sea más precisa, natural y ágil en curvas. En cuanto a la seguridad pasiva, la tecnología de la estructura de la carrocería maximiza la protección de los ocupantes en caso de colisión frontal. Un conjunto de elementos estructurales conectados, distribuye la energía de un posible impacto de forma más uniforme por la parte delantera del vehículo, de manera que se reduce la fuerza transmitida al habitáculo y a los pasajeros.

Sistemas de asistencia al conductor

El Jazz podrá equipar un nutrido conjunto de sistemas de asistencia a la conducción, disponible como opción en la versión de entrada a la gama, y de serie en los acabados superiores. El conjunto de tecnologías de seguridad Honda, incluye control de velocidad, avisador de colisión frontal, alerta de cambio de carril, reconocimiento de señales de tráfico y el sistema de luces de carretera automáticas.

El sistema de frenado activo en ciudad se incorporará de serie en los nuevos Honda Jazz. Este dispositivo, que se ha diseñado específicamente para evitar y reducir los daños en accidentes a baja velocidad, utiliza una tecnología basada en un radar que examina la carretera por la que avanza el vehículo y acciona automáticamente los frenos en caso de que se detecte un riesgo de colisión inminente. Está concebido para funcionar a velocidades por debajo de los 30 km/h.

También está disponible el avisador de cambio de carril involuntario, que utiliza una cámara para realizar un seguimiento de las señales de los carriles de la carretera. Si el coche se desvía por el que circula sin indicarlo, este sistema avisa al conductor con señales de advertencia acústicas y visuales. También el sistema de reconocimiento de señales de tráfico utiliza la cámara multiuso para detectar las señales de carretera, mientras el vehículo circula y mostrarlas automáticamente en la pantalla del ordenador.