Repsol Autogas

El experimentado equipo Romano

José Ignacio Araujo y Felix Herguedas, al frente de Turbo-Car /S. de G.
José Ignacio Araujo y Felix Herguedas, al frente de Turbo-Car / S. de G.
S. DE G.

Talleres Turbo-Car arrancaba hace veintisiete años en sus primeras instalaciones, en la carretera de Renedo. Y desde hace diez desarrolla su actividad, en la calle Panaderos nº 61, en Valladolid. En 2013 entra en el campo de transformación de vehículos de gasolina a bifuel gasolina-GLP. Las transformaciones para vehículos de gasolina se realizan mediante la incorporación del equipo Romano Autogas. La experiencia de esta firma italiana en cuanto a equipos de transformación a GLP se remonta al año 1975. Romano tiene hoy día una proyección mundial. Sus productos se distribuyen en más de treinta países, entre ellos Argentina, Australia, Benelux, Colombia, Francia, Grecia, India, Alemania, Reino Unido, Polonia, Rumania, Rusia, Sri Lanka o Turquía. Con un precio entre un 40% y un 50% menor que el de la gasolina y un menor nivel de consumo y emisiones de CO2, el GLP o Autogás tiene cada vez más adeptos. En Italia, dos millones de vehículos circulan con este combustible, sobre todo modelos del segmento B. En Polonia, se ha llegado a la cifra de tres millones de automóviles. Mención especial merece Turquía, con un 40% del parque móvil preparado para funcionar con GLP.

Además de los requisitos tecnológicos y de seguridad, los sistemas especiales de adaptación de GLP bajo la marca Romano Autogas cumplen con las normas internacionales más estrictas contra la contaminación (Euro 5/6).

La transformación de un coche de gasolina a bifuel, gasolina-GLP Autogas, en Talleres Turbo-Car lleva de media una semana, incluyendo el tiempo necesario para pasar la ITV. Tras este requisito, el usuario puede solicitar a la Dirección General de Tráfico (DGT), la etiqueta ECO, que permite por ejemplo que pueda circular sin limitaciones por el centro de las ciudades en los escenarios de restricciones por alta contaminación.

La transformación con el equipo Romano se puede realizar en todos los vehículos de gasolina comercializados desde el año 2001 y que cumplan la norma Euro 3. Y tiene dos años de garantía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos