Lo que debes saber si tienes que conducir con nieve

Te ofrecemos la respuesta a cinco preguntas típicas a la hora de enfrentarse a un viaje por una zona que ha sufrido una nevada

El Norte
EL NORTEValladolid
El Norte
1

¿Cómo se conduce?

En una carretera cubierta de nieve, sea cual sea su espesor, se debe reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad y anticipar las frenadas . Parecen tres recomendaciones lógicas pero, siempre hay que recordarlas. Es difícil saber si bajo la nieve hay hielo o cualquier otro elemento que complique aún más el control del vehículo. Aplicando esas tres sencillas reglas se puede evitar un sobresalto.

Tres situaciones peligrosas y cómo solucionarlas
2

Tres situaciones peligrosas y cómo solucionarlas

En la conducción con nieve pueden producirse tres incidencias: la pérdida de motricidad , el desplazamiento del tren delantero del vehículo o el desplazamiento del tren trasero . La pérdida de motricidad ocurre cuando el conductor acelera y las rueda motrices patinan, por lo que el coche no avanza. Para lograr superarlo lo ideal es limitar la potencia y la aceleración e intentar arrancar haciendo patinar suavemente el embrague. Si esto no es suficiente, se pueden colocar las alfombrillas bajo las ruedas motrices, subirse al capó para aumentar el peso del tren delantero (en el caso de que el vehículo tenga tracción delantera) o empujar el vehículo. En el caso de sufrir subviraje (desplazamiento lateral del tren delantero) lo primero que se suele hacer es levantar el pie del acelerador, pero hay que hacerlo suavemente para evitar hacer un trompo. También hay que intentar no girar el volante puesto que con las ruedas apuntando en otra dirección que no sea recta se pierde adherencia. Si lo que se sufre es un sobreviraje (desplazamiento del tren trasero), hay que corregirlo girando suavemente el volante. Si la parte trasera del coche se va a la izquierda hay que girar a la izquierda, si se va a la derecha, a la derecha. Es importante mirar hacia el lugar al que queremos ir para, instintivamente, llevar el coche hacia allí.

¿Para qué sirven los neumáticos de invierno?
3

¿Para qué sirven los neumáticos de invierno?

Los neumáticos de invierno son ideales para condiciones de hielo y nieve , pero también en asfalto seco y con temperaturas inferiores a siete grados. Son una buena alternativa a las cadenas.

Tipos de cadenas que existen
4

Tipos de cadenas que existen

Líquidas, metálicas, textiles y semiautomáticas. Esos son los cuatro tipos de cadenas para nieve que se pueden utilizar en un vehículo. El primer tipo realmente es un espray que cuesta menos de diez euros y que se aplica directamente sobre la banda de rodadura de la rueda. Se puede utilizar de forma ocasional y en situaciones poco comprometidas. Las cadenas metálicas destacan por su durabilidad, seguridad y buen precio, aunque son complicadas de colocar (en el siguiente paso puedes conocer cómo se hace). Las textiles son mucho más fáciles de colocar, aunque algo más caras que las metálicas. Destacan por su calidad. Por último, las cadenas semiautomáticas destacan por su efectividad y su fácil montaje. Su precio es alto(por encima de los 350 euros) y son perfectas para vehículos de alta gama o con ruedas de perfil bajo.

5

Así se ponen las cadenas

Es importante saber colocar las cadenas puesto que cuando se echa mano de ellas es en situaciones complicadas, ya sea por las condiciones climatológicas o por la tensión del momento . Por ello, es aconsejable practicar varias veces en un sitio tranquilo para aprender a ponerlas y hacerlo de manera rápida cuando realmente sea necesario. Lo más importante es saber que hay que colocarlas en las ruedas motrices (si el vehículo es 4x4 se colocan en las delanteras). Si es posible hay que realizar esta acción lo más alejado de la carretera que se pueda, para evitar accidentes, más probables en esos momentos de baja visibilidad. En el vídeo puedes ver cómo instalarlas de forma correcta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos