El Norte de Castilla
Citroën en la gran pantalla

Citroën en la gran pantalla

  • Un repaso a la presencia de vehículos Citroën en películas tan diferentes como Sor Citroën, 007 y Tintín

La aparición de modelos Citroën en el mundo del cine ha sido una constante con el paso de los años. Seguramente Sor Citroën en el año 1967 fue la pionera en mostrar en la gran pantalla al famoso 2 CV con la genial Gracita Morales al volante. El mítico dos caballos es quizá el que ha gozado de un mayor número de apariciones cinematográficas, sobre todo en las espectaculares persecuciones de Solo para sus ojos con Roger Moore interpretando a James Bond agente 007.

Sor Citroën (Pedro Lazaga – 1967)

Durante unos años, Sor Citroën fue más que el título de una película. Una comedia calificada como blanca aunque con el paso de los años ha suscitado determinada polémica debido a la imagen que transmitía en su momento sobre el papel de la mujer. La actriz Gracita Morales daba vida a la hermana Tomasa, recién llegada a un orfanato y necesita obtener el permiso de conducir con el objetivo de disponer de medio de transporte para las niñas del centro.

En 1967 se estrenaba Sor Citroën, una de las películas de Pedro Lazaga, con Gracita Morales y un elenco de actores de primera fila. Fue una de las primeras apariciones en pantalla del Citroën 2 CV.

Casi medio siglo

En 1967 se estrenaba Sor Citroën, una de las películas de Pedro Lazaga, con Gracita Morales y un elenco de actores de primera fila. Fue una de las primeras apariciones en pantalla del Citroën 2 CV.

La presencia del 2 CV demuestra cómo el automóvil empezaba a ser un elemento básico y necesario hace casi medio siglo, y con la importancia que tuvo este modelo para la historia del automóvil, como uno de los referentes durante décadas.

Solo para sus ojos (John Glen – 1981)

Más del 2 CV, en este caso como coche Bond. El vehículo figuró en esta película de un 007, encarnado por Roger Moore. Un Citroën 2 CV en color amarillo sirve al agente secreto más famoso para protagonizar una escapatoria que tiene lugar en la ficción en algún punto cercano a Madrid, aunque en realidad, se filmó en Grecia.

Además, con motivo del estreno de Solo para sus ojos, Citroën lanzó una edición especial de este modelo que incluía el logotipo de 007 y pegatinas en la carrocería que simulaban agujeros de bala, además de una miniatura de juguete de la misma edición especial.

Ronin (John Frankenheimer – 1988)

Una de las películas de acción estadounidense con más aire francés. Con actores como Robert De Niro o Jean Reno, el plato fuerte de esta película se centra en persecuciones por Niza y la capital francesa. La importancia del automóvil en la filmografía de Frankenheimer es total. El mejor exponente es Grand Prix (1966), sobre las carreras de Fórmula 1, y que fue un prodigio técnico al grabar con recursos de la época carreras de monoplazas con un elevado nivel técnico.

La presencia de coches en Ronin es numerosa y el Grupo PSA Peugeot Citroën cuenta con nutrida representación entre los que destaca el Citroën XM y que en esta película se pone a las órdenes de un director que grabó las persecuciones en tiempo real y sin posproducción.

L'opération corned-beef (Jean-Marie Poiré – 1991)

A medio camino entre una parodia y un homenaje a la francesa del cine de acción de Hollywood, esta película cuenta la misión de Tiburón, capitán del servicio de espionaje del país galo, encargado de la Operación chuleta de ternera, título con el que se estrenó en España. Protagonizada también por Jean Reno, el Citroën BX goza de una presencia constante en este largometraje aunque tras sufrir todo tipo de inclemencias acaba ardiendo.

Citroën en Tintín

La serie gráfica de Las aventuras de Tintín, obra del maestro Hergé, es además de uno de los grandes comics de todos los tiempos, un retrato fiel de las tensiones geopolíticas de su época y una fotografía de la realidad cultural y social. Como tal, la presencia del automóvil en sus tomos es una constante. Hergé era un amante de los coches y, fruto de esta pasión, se han realizado exposiciones sobre la temática o incluso ralis de clásicos que han aparecido en esas viñetas.

El 2 CV de Hernández y Fernández aparecía en El asunto Tornasol y posterior réplica en la serie de animación de Tintín.

Tintín

El 2 CV de Hernández y Fernández aparecía en El asunto Tornasol y posterior réplica en la serie de animación de Tintín.

El punto de encuentro entre Citroën, Tintín y el automóvil culmina con la presencia del Citroën 2 CV en El asunto Tornasol y su posterior réplica en la serie de animación de Tintín basada en sus tebeos. Como curiosidad, el color con el que figura el 2 CV en el álbum no existía comercialmente por aquel entonces, aunque acabaría incorporándose a la gama.