El Norte de Castilla

Citroën E-Mehari y Aircross, la moda que viene

  • Citroën marca tendencias con los nuevos Méhari descapotable eléctrico y SUV Aircross

Con un enfoque íntimamente vinculado a un futuro de la automoción (próximo o lejano, pero inexorable) en el que, por imperativo de la protección medioambiental y también legal, los coches serán eléctricos, o no serán, el nuevo E-Méhari de Citroën es -además de un guiño a un icono, el Méhari de 1968-, un pionero que va más allá en estilo y modernidad: un “convertible” de cuatro plazas, 100 % eléctrico, con un diseño innovador, que será comercializado a partir de la próxima primavera y que pone las bases para el desarrollo global de los nuevos vehículos “ciudadanos”.

En esta nueva etapa, Citroën confirma su ya característica voluntad de proponer vehículos diferentes, con un diseño rompedor y adelantando un devenir en el estilo y funcionalidades de un automóvil en el que las elevadas prestaciones y el símbolo de estatus asociado a la posesión de un coche dejan paso a la mayor eficiencia energética, la protección del medioambiente, la seguridad, la practicidad o los bajos costes de mantenimiento como exigencias irrenunciables de los nuevos compradores.

Por ello, el nuevo E-Méhari es un vehículo colorista, atrevido, que seducirá a aquellos conductores que buscan diferenciación, tanto por su apariencia como por su carácter, pero también por facilitar el ocio y por su practicidad. Del mismo modo que el Méhari original de finales de la década de los ochenta, el nuevo modelo es descapotable con una capota móvil que cuenta con un cierre mediante un sistema de cierre lateral escamoteable, con anchas ventanillas transparentes.

Según las necesidades, se puede decidir descapotar la parte delantera, la trasera, el lateral o todo el conjunto. Dotado de cuatro plazas reales, con una banqueta trasera abatible, está equipado con un chasis sobreelevado para permitir una conducción todocamino.

La carrocería se ha construido con un material plástico que no sufre la corrosión, no necesita mantenimiento de pintura y que resiste a los pequeños golpes gracias a su elasticidad. Además, se puede lavar entero, por dentro y por fuera, con una manguera. Esta nueva interpretación del vehículo polivalente urbano, se complementa con un abanico de colores y posibilidades de personalización múltiples.

Hay disponibles cuatro colores de carrocería: azul, naranja, amarillo y beige; dos colores de tapicerías: negro y rojo anaranjado; dos guarnecidos interiores: un beige y otro, rojo-anaranjado, cuya impresión en la parte central está inspirada en el universo de los deportes náuticos y, como no podía ser de otro modo, son completamente impermeables.

El E-Méhari también destaca por la tecnología de su motorización, cien por cien eléctrica. Las baterías de polímero de litio de 30 kilovatios/hora de capacidad, permiten una gran autonomía y ofrecen correctas prestaciones, con una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora. Las baterías se distinguen por su elevada densidad energética y su seguridad de utilización. Estas son baterías “secas” (es decir, completamente sólidas), lo que les confiere numerosas ventajas, entre las que destaca una insensibilidad a las variaciones climáticas y, además, permiten ofrecer una autonomía de 200 kilómetros en conducción urbana.

Los conjuntos de baterías se recargan completamente en ocho horas con una toma de 16 amperios en las instalaciones que lo permiten (bien en enchufes domésticos o públicos) o en 13 horas en las tomas domésticas con 10 amperios de intensidad. Así, el E-Méhari proporciona una sensación inédita: el de rodar en un descapotable con la facilidad de uso y el silencio de marcha de un vehículo eléctrico.

Un segmento de mercado en auge

Otra de las novedades de Citroën a corto plazo es el nuevo SUV Aircross, que se presentará a finales de año para competir en el pujante segmento de los todocamino con carrocerías en torno a los 4,50 metros de largo, como el Hyundai Tucson, Renault Kadjar, Ford Kuga o Nissan Qasqhai.

Con un diseño exterior e interior realmente impactantes, el nuevo Aircross de la marca gala dispone de una personalidad única, gracias a una carrocería diseñada al servicio de la funcionalidad y de la aerodinámica. A bordo del Citroën Aircross todo está hecho para favorecer el confort de los pasajeros.

El nuevo Citroën Aircross, que se pone a la venta a finales de año, cuenta con tecnología híbrida de un motor de gasolina y otro eléctrico que se puede enchufar. Se anuncia una velocidad de más de 200 por hora y un consumo de apenas 1,7 litros.

Híbrido enchufable

El nuevo Citroën Aircross, que se pone a la venta a finales de año, cuenta con tecnología híbrida de un motor de gasolina y otro eléctrico que se puede enchufar. Se anuncia una velocidad de más de 200 por hora y un consumo de apenas 1,7 litros.

Además de la comodidad que proporcionan unos asientos amplios y generosos, esta impresión se amplifica con el uso de materiales de revestimiento de una gran calidad y la combinación de pinturas claras y colores muy originales, destacando, además, la concepción de los espacios portaobjetos presentes por todo el habitáculo.

El Citroën Aircross dispone de dos pantallas HD de 12 pulgadas de diámetro, una de las cuales es móvil para compartir con el pasajero. Cada asiento está equipado con altavoces y micrófonos para facilitar la comunicación entre los pasajeros.

Para dar a conocer el nuevo Aircross en su máxima expresión tecnológica, Citroën ha elegido una motorización tipo “híbrido eléctrico enchufable y gasolina”, que combina la eficiencia de un propulsor eléctrico (para las ruedas traseras, con 95 caballos de potencia) y un motor gasolina de altas prestaciones para las ruedas delanteras, que rinde 218 caballos.

A pesar de las elevadas prestaciones (casi de coche deportivo) que ofrece está combinación, el consumo medio en conducción moderada es de apenas 1,7 litros de gasolina cada 100 kilómetros. La autonomía del Aircross en modo “completamente eléctrico” es de 50 kilómetros.