El Norte de Castilla

Citroën SpaceTourer, fuera etiquetas

  • La gama, con cuatro acabados y tres tipos de carrocería, se comercializa desde 24.190 euros para uso profesional

La llegada del nuevo Citroën SpaceTourer supone en cierto modo romper de forma definitiva la idea de que un furgón es un vehículo feo e incómodo. Esta gama, que aparece en las primeras semanas de 2017, se adapta a las necesidades de todo tipo de personas y estilos de vida, con una imagen bien moderna, un equipamiento innovador y un confort similar al de un turismo. El vehículo cuesta a partir de 24.190 euros para uso profesional y desde 28.740 si se matricula como turismo.

Así, con sus tres longitudes y sus posibilidades de diseño interior, este modelo responde tanto a las necesidades particulares con espacio más que de sobra, como a las de los profesionales. Como si fuese una prenda de ropa, la carrocería XS mide 4,60 metros de longitud, la M alcanza los 4,95 m y XL llega a los 5,30 metros, estas dos últimas con la distancia entre ejes larga. Hay capacidad hasta nueve plazas y el volumen total es de casi 3.000 litros.

Varias versiones

Hay diferentes versiones para cinco, siete y ocho plazas y en el caso del Business ofrece capacidad hasta nueve pasajeros. El espacio interior es modulable a voluntad, gracias a que los asientos se pueden deslizar para ofrecer un volumen de maletero mayor y más espacio para las piernas. El Business se dirige a los profesionales del transporte de personas, ya sea de hoteles o taxis.

El Business Lounge, que se vende solo en las dos longitudes más largas, se comercializa para seis o siete plazas. Es el más lujoso, con asientos individuales en cuero colocados de espalda a la carretera (en la segunda fila), con mesa deslizante y escamoteable, así como por las lunas traseras oscurecidas. Según el equipamiento, las puertas laterales deslizantes incorporan la función de manos libres. Permite abrir y cerrar las puertas sin contacto y con solo pasar el pie por debajo de la esquina del paragolpes trasero, el vehículo se desbloquea y la puerta lateral del lado donde se encuentra la persona se abre automáticamente.

La consola del SpaceTourer puede equipar hasta el mismo sistema de navegación que llevan los turismos. Los asientos en el acabado superior son de cuero.

Como un turismo

La consola del SpaceTourer puede equipar hasta el mismo sistema de navegación que llevan los turismos. Los asientos en el acabado superior son de cuero.

Otra práctica ventaja es que la luneta trasera se puede abrir para acceder fácilmente al maletero. El vehículo dispone de numerosos huecos para alojar pequeños objetos, con una guantera inferior con diversas tomas para 12V y USB; otra guantera superior puede estar iluminada y refrigerada. Hay portalatas a ambos lados del salpicadero, un hueco superior central y dos grandes bolsas en las puertas delanteras con capacidad para una botella de 1,5 litros.

La carrocería se caracteriza por un diseño de líneas fluidas, con un frontal alto que permite al conductor tener una amplia visión de la carretera. Delante, presenta un capó corto con unos anchos y alargados grupos ópticos. En el medio va ubicada la calandra con el logo de la marca integrado. Debajo cuenta con un gran paragolpes y las luces diurnas de led verticales se colocan en la prolongación de los pasos de rueda.

Visto de perfil, el SpaceTourer destaca por las grandes superficies acristaladas y una ancha puerta lateral deslizante mientras que detrás cuenta con un gran portón para el maletero. En la suspensión cuenta con muelles de dureza variable y los amortiguadores disponen de una función que modifican el reglaje en función de la carga. Otro factor importante es la mejora en el tratamiento acústico. Utiliza materiales absorbentes en la carrocería y ubicados sobre todo el habitáculo, además de un acristalado laminado más grueso para disminuir ruidos y vibraciones.

En el equipamiento, el nuevo navegador en 3D está conectado en tiempo real. Esta nueva generación se controla además por reconocimiento de voz. El Citroën Connect Nav se asocia a servicios conectados como el TomTom Traffic, con informaciones sobre el tráfico en tiempo real, localización y precios del combustible y de los aparcamientos, el tiempo y la búsqueda de puntos de interés. La nueva tableta táctil de 7 pulgadas permite controlar las funciones de audio, teléfono y navegación. La conectividad se asegura con la función Mirror Screen y las tecnologías Apple CarPlay y MirrorLink para conectar el móvil.

Respecto a los sistemas de asistencia al conductor son numerosos. La frenada activa de seguridad, los faros inteligentes Smartbeam, que regulan el cambio de luces de carretera a iluminación de cruce para evitar deslumbramientos a otros conductores, la cámara con visión 180° , la alerta de atención del conductor o el indicador de descanso recomendado. Otros sistemas son el aviso de cambio involuntario de carril, el de vigilancia de ángulo muerto, control de velocidad y alerta de la necesidad de parar después de dos horas de conducción ininterrumpida.

Para una conducción más segura lleva el Grip Control, un sistema antipatinamiento que optimiza la motricidad de las ruedas delanteras en función de la adherencia de la carretera.

La gama de motores comprende cinco diésel de última generación. Se trata de los BlueHDi, una generación más eficiente al reducir casi al mínimo las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y de CO2. El abanico de potencias va desde los 95 CV hasta los 180 caballos, con caja de cambios manual y automática. Los consumos oficiales son muy bajos. En el caso del propulsor de 115 con sistema de parada y arranque automático y caja de cambios manual de seis velocidades, el gasto medio es de 5,1 l/100 km, con unas emisiones de 133 g/Km de CO2.

En conjunto, estas motorizaciones requieren un mantenimiento cada 40.000 kilómetros o dos años lo que supone una reducción en los costes de utilización.