Citroën C-Elysée, desde 11.100 euros

  • La gama se renueva con pequeños detalles de diseño y equipamiento, como la pantalla táctil o el sistema de navegación de la marca

Fabricado en la planta del Grupo PSA en Vigo, el Citroën C-Elysée se ha convertido, desde su lanzamiento en 2012, en uno de los puntales de la estrategia de expansión internacional de la marca, con más de 400.000 unidades vendidas en todo el mundo. En nuestro mercado, la marca lo encuadra en el segmento B + C Sedán, con más de 16.500 unidades matriculadas.

La nueva gama del C-Elysée incorpora un nuevo frontal con luces diurnas de led, iluminación trasera 3D y nuevos embellecedores y llantas de aluminio de 16” bitono que son opcionales en el acabado más completo Shine. Además, se amplía la gama de colores con el Gris Acier y el Azul Lazuli. En el interior, es novedad la pantalla táctil de 7”, el navegador 3D Citroën Connect Nav y el sistema Mirror Screen, compatible con MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto.

El modelo es muy conocido en competición, concretamente en el Campeonato del Mundo de Turismos FIA WTCC, donde ha conseguido la victoria hasta en tres ocasiones. A medio camino entre un coche pequeño y otro grande, el modelo de Citroën apuesta por una imagen clásica de tres volúmenes, un interior amplio y, sobre todo, por un volumen de maletero que, con 506 litros, figura entre los más grandes de su categoría.

El habitáculo se ha renovado con especial atención al confort y la conectividad. El salpicadero es más llamativo con la nueva tonalidad Sunsilver y por el nuevo diseño del cuadro de instrumentos. Los asientos traseros cuentan ahora con tres reposacabezas, y se ofrece una nueva tapicería en tejido combinado con cuero como opción en el equipamiento Shine.

El apartado tecnológico se refuerza con la nueva pantalla táctil donde se controlan las principales funciones de confort y conectividad, con la navegación 3D Citroën Connect Nav con información sobre el estado del tráfico y las carreteras en tiempo real, y la tecnología Mirror Screen, compatible con los protocolos MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto. También lleva cámara de visión trasera.

La nueva gama se compone de dos motores de gasolina de 82 y 115 caballos y una mecánica (sobre el propulsor más potente) para utilizar GLP especialmente dirigida a los profesionales del taxi. Hay dos niveles de acabado, con las denominaciones Feel y Shine. Los precios arrancan desde 11.100 euros para el PureTech de 82 CV y equipamiento Feel.