Los trenes entre León y Madrid podrán circular a máxima velocidad por todo el trazado «antes de que empiece el verano»

Un instante de la presentación sobre las novedades del AVE entre León y Asturias./Campillo
Un instante de la presentación sobre las novedades del AVE entre León y Asturias. / Campillo

El Gobierno reconoce que se trabaja «a pleno rendimiento» para que la integración del AVE en León sea una realidad a finales del próximo año

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmó este martes que la implantación del sistema RTMS, que permitirá la circulación a máxima velocidad de los trenes en todo el trazado de la línea de alta velocidad Madrid-León, sigue avanzando, y auguró que “dado el avance que tenemos” y con los “hitos” que aún quedan por realizar, es posible que este sistema pueda estar instalado “antes de que empiece el verano”.

Con una inversión de 147 millones de euros para la ejecución y mantenimiento del sistema durante los próximos 20 años, la implantación de este sistema en la línea Valladolid-León sigue adelante con la realización de pruebas a velocidad máxima de esta línea. “El siguiente hito es el 14 de enero, que se van a llevar a cabo las pruebas con varios trenes”, confirmó el ministro. Una vez finalizadas y corregidos los posibles errores, De la Serna explicó que se enviarán los datos a la Agencia de Seguridad Ferroviaria para su certificación y aunque resulta “difícil” confirmar fechas sobre la aplicación definitiva del sistema, sí apuntó a la posibilidad de que se realice antes del verano.

Este sistema, tal y como insistió el ministro, supondrá un ahorro en el tiempo de desplazamiento de unos diez minutos en el trayecto, algo de lo que no solo se verán beneficiados los leoneses, sino también los asturianos una vez que el trayecto continúe en dirección a Asturias. “No hay absolutamente ningún pronblema de ningún tipo en relación a la evaluación y puesta en marcha de estas pruebas y ningún problema de dotaciones para llevarlas a cabo”, recalcó De la Serna.

El ministro, que hizo estas declaraciones en un acto en Asturias para la presentación de la Línea de Alta Velocidad (LAV) León-La Robla-Pola de Lena, también se refirió a la integración ferroviaria en León que supondrá la eliminación del ‘fondo de saco’ existente en la capital leonesa, que retrasaría el trayecto hacia Asturias en unos 15 o 20 minutos. La previsión del Gobierno es que los trabajos de integración ferroviaria puedan estar finalizados a la conclusión del próximo año.

De la Serna explicó que, con una inversión de 25 millones de euros, se está trabajando en la ejecución de 1.636 metros de traviesa polivalente montada en doble vía, de los que casi 1.200 metros irán en placa embebida con un cubrimiento de la línea de casi 1.600 metros, con la ejecución de 1.166 metros de cajón ferroviario realizado entre pantallas y de una serie de características que permitirán dotar a la línea “de todas las infraestructuras para la alta velocidad”.

“Se está trabajando a pleno rendimiento y creo que aquí vamos a poder cumplir el compromiso”, declaró el ministro de Fomento, quien apuntó a la posible finalización de estos trabajos a la conclusión del próximo año 2018. “Son plazos sin holgura, porque es una zona con muchas dificultades y en un tramo urbano”, apostilló De la Serna.

En el acto estuvieron presentes autoridades de administraciones de Asturias y Castilla y León, en este último caso la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y los alcaldes de León, Antonio Silván, y de San Andrés del Rabanedo, María Eugenia Gancedo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos