De la Serna marca como objetivo que la Variante de Pajares esté finalizada en 2020

Obras en el túnel de Piqueras.
Obras en el túnel de Piqueras. / Leonoticias

El ministro de Fomento compromete la instalación de un tercer carril que conjugue el ancho ibérico e internacional entre León y La Robla y mantiene el ancho internacional para los dos macrotúneles

ANDREA CUBILLASLeón

El Ministerio de Fomento se marca el objetivo 2020 con la Variante de Pajares. Se trata de la última previsión para una gran infraestructura que José Luis Rodríguez Zapatero fijo su conclusión en 2009 siendo más optimista que su ministro Francisco Álvarez-Cascos, que retrasó un año su apertura.

Por su parte, el ministro José Blanco demoraba a finales de 2012 una obra que Ana Pastor ya aplazaba a 2015 y que este jueves Iñigo de la Serna ha establecido para el año 2020, advirtiendo, eso sí, que su puesta en funcionamiento no entraría en vigor hasta el 2021.

«El 2020 es la fecha objetivo para intentar acabar con todo el trámite y la ejecución de las obras de conexión entre León y Asturias», destacó De la Serna, que recordó que, a partir de esa fecha, se iniciaría la circulación de los trenes en prueba dirigido a conseguir las certificaciones necesarias en materia de seguridad ferroviarias.

Más información

Unas previsiones que pasan porque este mismo año se finalice la elaboración del proyecto para el tramo León-La Robla donde está prevista la ejecución de una doble vía con un tercer carril que permita conjuntar el ancho ibérico con la de ancho internacional. Actuación que, según remarcó De la Serna, está prevista que se licite en 2018 para que a finales del 2019 dé comienzo y en el 2020 ya puesta estar concluido el primer tramo del AVE a Asturias.

Ancho internacional

En paralelo y para adelantar plazos, continuó De la Serna, se redactará la ejecución del montaje de vía de ancho internacional en los dos macrotúneles de la Variante de Pajares, descartando definitivamente la instalación de vías de ancho ibérico que inicialmente se tenía previsto y que conllevarán la rescisión del pertinente contrato.

«Ya nos hemos puesto manos a la obra para redactar los proyectos de la Variante entre La Robla y Pola de Lena con el montaje de vía de ancho internacional en sendos tubos. Este proyecto se había dispuesto inicialmente en ancho ibérico y ello nos está obligando a realizar una labor administración paralela para la rescisión del contrato que existía en la vertiente norte de la Variante», señaló De la Serna, que aseguró que la idea es finalizar también este mismo año los proyectos para, a partir de ahí, ir planteando el montaje de la vía y concluir la superestructura en 2020.

Una actuación que se complementaría con la señalización y electrificación de la vía así como la instalación del intercambiador en el entorno bien de Campomanes o de Pola de Lena, conforme a los estudios técnicos

«Hay capacidad técnica suficiente para disponer de la estructura que permitirá cambiar del ancho internacional al ancho ibérico y continuar en dirección a Oviedo, Gijón y Avilés», algo que se prevé que pueda producirse a finales de 2020.

Sería en ese momento cuando arrancaría la circulación de los trenes en prueba, un trámite que supondrá unos meses y que persigue la obtención de las certificaciones necesarias en materia de seguridad ferroviaria.

Fotos

Vídeos