Los regantes de Riaño denuncian ser víctimas del «engaño» de la CHD

Embalse de Riaño en el mes de julio de este año. / El Norte

Los agricultores acusan al organismo de falsear en más de 50 hectómetros cúbicos el volumen de agua del pantano

A. CUBILLAS- LEONOTICIAS

Lejos de apaciguar los ánimos, la Confederación Hidrográfica del Duero no ha hecho otra cosa más que confirmar las sospechas de los agricultores leoneses: el desvío irregular de agua del pantano de Riaño hacia Palencia y Valladolid y el «engaño» al que fueron sometidos los regantes de la provincia.

Más información

Porque, según denuncian, es imposible mantener las dotaciones de agua asignadas para los regadíos dependientes de Riaño –Páramo Bajo, Payuelos y el Canal del Margen Izquierdo del Porma- y preservar un caudal hidrológico de 50 hectómetros cúbicos si cada segundo se desembalsan siete metros cúbicos al Canal de Castilla.

Es la consecuencia de sumar 2+2 que, en esta ocasión y según denuncia Matías Llorente, secretario provincial de Ugal-UPA, da como resultado una clara variación entre el agua que en su día se dijo que había en el embalse leonés y el volumen de agua real. Una variación que, según las estimaciones, oscilan entre los 50 y 60 hectómetros.

«Nos han engañado porque es imposible mantener nuestro cupo mientras se sigue desviando agua al Canal de Castilla», señala Llorente, que acusa además a los responsables del organismos de «falta de valor» para explicar dónde van los siete metros cúbicos por segundo que cada día se desembalsan del agua de Riaño.

«Aunque la respuesta es evidente». Mientras el riego para el campo leonés se restringió en más de un 60%, obligando a los agricultores a reducir de siete a cuatro los riegos, la CHD sigue desviando agua hacia las provincias limítrofes a pesar de que el pasado viernes Palencia agotó el cupo de 60 hectómetros establecido en el mes de marzo.

«Castigo» para León

Un claro trato de favor frente al «castigo» al que la CHD somete al campo leonés. «Sobran más de 50 hectómetros que en su día no asignaron a los regantes y que ahora están utilizando al libre albedrio. Había más agua de la que decían y ahora la utilizan para abastecer a Castilla«.

Una decisión que va más allá de un mero «engaño» y que se traducirá en graves consecuencias para los regantes de Riaño, que ya estiman unas pérdidas del 50% en los cultivos a pesar del esfuerzo inversor de los agricultores por la modernización de sus regadíos. «Esos 50 hectómetros nos hubieran salvado esta campaña», concluye Llorente.

Porque aunque el agua es un bien de todos, según alegó a través de un comunicado este martes la CHD, los regantes leoneses recuerdan que en este caso no se está hablando de un reparto equitativo sino de una clara discriminación al campo leonés a favor de otros territorios de Castilla y León.

De esta forma, no sólo se han cumplido los peores temores de los regantes leoneses que, según adelantó este periódico, temían que la CHD iniciase un nuevo trasvase de Riaño a favor de Palencia y Valladolid, sino que se ha confirmado que mientras a los regantes se les reduce el cupo del agua en un 50% a Castilla se le incrementa en la misma proporción.

Fotos

Vídeos