La marcha por una pensión digna llega a León para reclamar un futuro para el sistema

Un pensionista marcha hacia Madrid. / Sandra Santos

Pensionistas y sindicalistas cubren la distancia entre Gijón y Madrid para concluir en una gran manifestación donde se pedirá al Gobierno recuperar el Pacto de Toledo y el poder adquisitivo

RUBÉN FARIÑAS-LEONOTICIASLa Robla

Cerca de 450 kilómetros, los que separan Gijón de Madrid, en diez etapas. No les importa la edad, los años de trabajo a sus espaldas ni el calor de estos días. Quieren llegar a la capital de España y abrir los ojos al Gobierno.

La marcha de jubilados para reivindicar unas pensiones dignas, promovidas por todo el país por UGT y Comisiones Obreras, ya está en la provincia de León.

Entre aplausos han alcanzado La Robla para pedir al Gobierno que abra una mesa de negociación que modifique la reforma «unilateral» de 2013. «De no modificarla, de aquí a 2050, los trabajadores en activo perderemos un 30% de poder en las pensiones», explicaba Vicente Andrés, secretario general de Comisiones Obreras de UGT.

La opinión de los sindicatos es clara al respecto. «El sistema es sostenible, solidario, intergeneracional e interterritorial; y por eso estamos trabajando y luchando»

Cada día son más pobres, tienen menos poder adquisitivo y muchos han llegado a perder la dignidad. Los datos los desmembraba Anatolio Díaz, secretario de la Unión de Jubilados y Pensionistas Estatal de UGT, quien recordaba que «cada día somos más pobres, 4,8 millones de pensionistas no llegan a los 670 euros y de ellos el 38% rayan la pobreza y exclusión social. Son motivos más que suficientes para las marchas».

E iban más allá en sus reclamaciones porque, ante la falta de receptibilidad a los planteamientos de los sindicatos por parte del Gobierno, no dudan en llegar a tomar medidas sindicales más contundentes porque «es muy lamentable que un país tenga que ver a sus pensionistas en la carretera».

Este lunes han marchado hasta La Robla y el martes alcanzarán León capital. El secretario general del PSOE en Castilla y León ha querido acompañar en esta primera etapa por la Comunidad al grupo de pensionistas para reivindicar soluciones al problema de las pensiones.

Luis Tudanca ha señalado que «algo está pasando en este país» para que los pensionistas tengan que salir a la calle, tengan que levantarse y protestar para reivindicar una pensión digna. «Algo está haciendo mal este gobierno del Partido Popular».

La reclamación básica es que se actualicen las pagas en función del coste de la vida, que no tengan que seguir perdiendo dinero con pensiones más pequeñas e indignas y se alcance un acuerdo a través del Pacto de Toledo.

Empezaron en Asturias, ahora llegan a Castilla y León y ya se han unido compañeros de viaje llegados de Castellón y Galicia. «A ver si las fuerzas nos acompañan», reconocía una prejubilada en la marcha.

Les preocupa el presente y, sobretodo el futuro, por ello están decididos a llegar hasta Madrid y exigir la voluntad del Gobierno de llegar a un acuerdo. «Tengo hijos que veo que no van a tener la posibilidad de cobrar una pensión digna». Entre las opiniones, una y otra vez la palabra «cuestión de voluntad». «Esperemos que, viendo lo que estamos haciendo, les dé un poco el sol en la cara a los políticos y cuando lleguemos a Madrid se reúnan».

En juego está el bienestar de los mayores y la sostenibilidad del sistema público de pensiones. El incremento del 0,25% es insuficiente en un país que crece al 3% y por ello alcanzarán la capital de España el 9 de octubre para celebrar una manifestación reivindicativa.

El cansancio quedará a un lado. La fatiga la dejarán en el camino. Solo miran hacia adelante, hacia Madrid y hacia su futuro, ese que reclaman al Gobierno y por el que están dispuestos a superar cualquier obstáculo.

Recuperar el Pacto de Toledo

La exclusión social

Fotos

Vídeos