La Junta advierte a los regantes de León que «el agua es un bien escaso y es de todos»

El secretario general de Agricultura y Ganadería entiende que deberían de haberse priorizado sectores que han invertido en el ahorro de agua «pero no ha podido ser»

RUBÉN FARINAS-LEONOTICIAS

La polémica está servida en el campo de Castilla y León. La sequía ha hecho que las reservas hídricas de la comunidad se hayan reducido hasta tal extremo que muchos regantes no podrán salvar sus cosechas.

La advertencia de los regantes de la provincia de León, que aseguran no entregarán «ni un litro más de agua» del embalse de Riaño al Canal de Castilla –que abastece a Valladolid y Palencia- ha encendido las tensiones en el sector agrícola.

El secretario general de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Eduardo Cabanillas, ha reconocido que el problema «es complejo».

A pesar de la polémica, asegura que desde la institución autonómica «tenemos que ser equilibrados» y que las comunidades de regantes y la Confederación Hidrográfica del Duero deben poner los recursos disponibles para la mayor parte de los regantes «sin perjudicar ni beneficiar a ninguno».

Un bien escaso y de todos

Cabanillas mantiene que el agua es «un bien escaso y es de todos» por lo que «tenemos que saber utilizarlo».

Con respecto a la modernización del regadío, lo que ha permitido ahorrar agua a regantes de la provincia de León tras una importante inversión realizada por los agricultores y ganaderos leoneses, el secretario general entiende que debería haberse priorizado sectores que han invertido «pero no ha podido ser».

Por ello, ha insistido en mentalizar de que el ahorro de agua es necesario, lo mismo que modernizar el sector como se ha hecho en León, e instar en futuras ocasiones a que tengan prioridad los que han invertido para ahorrar en agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos