«Esperamos que esto no vuelva a ocurrir nunca, estamos desbordados», aseguran los padres del menor agredido con lejía

Imagen de la camisa del menor rociada con lejía.

Guardia Civil y Policía Judicial trasladan a la Fiscalía de Menores el informe de la agresión en el Centro Camino de Santiago de La Virgen del Camino

INÉS SANTOS | J.C.León

«Esperamos que esto no vuelva a ocurrir nunca, estamos desbordados», aseguran los padres de menor agredido con lejía en el Centro Camino de Santiago de La Virgen del Camino.

24 horas después de que trascendiera lo ocurrido en el interior de este centro, cuando tres alumnas menores rociaron con el abrasivo elemento a un menor con que sufre síndrome de Asperger, la familia reconoce sentirse «superada por los acontecimientos».

«Lamentamos lo ocurrido»

En el municipio de Valverde de la Virgen, al que pertenece la localidad de La Virgen del Camino, hay una sensación de desconcierto por la agresión a un menor con lejía.

Así lo resume su alcalde, David Álvarez, quien ha asegurado que los vecinos lamentan «profundamente lo que ha ocurrido».

«Nosotros tuvimos conocimiento de esta noticia el miércoles, pero no sabemos qué ha pasado porque todo ocurrió en el colegio», también ha remarcado.

David Álvarez ha advertido además que se trata «de un tema delicado, desconocemos los hechos y al ser menores de edad hay que tener cuidado. Esperamos a la investigación».

«Somos una familia muy normal, con una vida muy normal, que jamás pensamos que una situación de éstas nos pudiera tocar y estamos descolocados. Hoy (por este jueves) nos han llamado muchos medios nacionales, muchas televisiones, pero hemos declinado hablar sobre el tema en público. Ahora todo su curso por lo legal», ha asegurado uno de los progenitores a leonoticias.

En las últimas horas la Guardia Civil y la Policía Judicial han trasladado su primer informe a la Fiscalía de Menores con el fin de que ésta avance en el esclarecimiento de lo sucedido y en la toma de las oportunas medidas.

El suceso

«Estamos a la espera, lo único que nosotros queremos es que esto no vuelva a suceder. No queremos que otro niño tenga que pasar lo que ha tenido que vivir nuestro hijo. Ha sido muy duro», ha recordado.

El menor agredido se recupera de sus lesiones lentamente pero sigue 'desconcertado' por lo sucedido en el colegio: «Hemos ido al oftalmólogo y parece que no va a perder la visión del ojo. Eso es lo más importante. Ahora hay que pedir que se garantice que no va a volver a suceder ni a él ni a ningún otro niño».

El suceso tuvo lugar al mediodía de este martes cuando las tres chicas acudieron a la puerta del aula del menor y procedieron a realizar la agresión con lejía, un líquido derramado sobre su cara y sobre cuerpo.

La agresión, de pudo tener consecuencias de enorme gravedad, provocó que el joven tuviera que ser atendido de inmediato por los profesores del centro. «A ellos les tenemos que agradecer que no haya perdido la visión del ojo más afectado por la lejía. Los profesores tuvieron un comportamiento ejemplar y acertado porque de inmediato le lavaron de forma abundante el ojo con suero y evitaron hacerlo con agua, lo que habría provocado terribles consecuencias», ha relatado el padre.

Análisis del producto abrasivo

Los investigadores ya tienen en su poder el producto con el que se cometió la agresión, que les fue entregado por personal del colegio, y se está procediendo a su análisis para determinar si se trataba de lejía o de otro producto.

Al margen de la investigación policial, la inspección de la Dirección provincial de Educación está estudiando el suceso y ya ha avanzado a los padres que si se confirma la agresión se aplicará el protocolo de sanciones previstas para caso de tal gravedad.

Desde el colegio en el que cursan estudios tanto la víctima como sus supuestas agresoras han declinado hacer declaraciones y se han remitido a las investigaciones abiertas tanto en el ámbito policial como educativo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos