Un dron sobrevolará el Bierzo para prevenir incendios

Elena Gómez y Juan Carlos Suárez-Quiñones en la firma del convenio / EFE

La aeronave detectará posibles puntos de calor, vigilará incendios ya detectados o hará labores de perimetración

EL NORTE

Durante unas cinco horas al día entre el 15 de julio y el 15 de setiembre, un avión tripulado por control remoto del Ministerio de Defensa, que ha hecho misiones en Afganistán, sobrevolará el Bierzo leonés para prevenir incendios, en un área donde los fuegos intencionados superan el 70 por ciento.

El avión, que será controlado desde el aeródromo de la Virgen de los Oteros, en León, detectará posibles puntos de calor y enviará sus coordenadas para que el fuego se quede en un conato, o se le darán coordenadas de incendios ya detectados para su vigilancia o para hacer labores de perimetración.

Se trata del primer convenio de colaboración que firma el Ministerio de Defensa con una autonomía, en este caso Castilla y León, para poner más medios de este tipo en la lucha contra el fuego, en un área en la que los incendios forestales intencionados están entre el 70 y 75 por ciento cuanto la media es de en torno al 51 por ciento.

Así lo ha detallado hoy en rueda de prensa en Valladolid el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, tras firmar un convenio con la directora de Política de Defensa del Ministerio de Defensa, Elena Gómez, para el empleo de sistemas aéreos tripulados por control remoto para la investigación y lucha contra los incendios forestales.

Es un avión que pesa más de trescientos kilos, que se maneja por control remoto desde el citado aeródromo, con un plan de vuelo operativo cada día, coordinado por el Ministerio de Defensa y el centro autonómico de mando de extinción de incendios de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha explicado Suárez-Quiñones.

Puede alcanzar hasta 65 nudos de velocidad, con una autonomía de vuelo de 250 kilómetros y una altura 6.000 pies, con lo que evita los espacios aéreos comerciales, ya que cuenta con un «espacio aéreo segregado» en la zona.

El avión ejercerá además «tareas disuasorias», con una vigilancia que puede ser tenida como coercitiva, ya que aunque tome imágenes para detectar esos puntos de calor, estas pueden ponerse a disposición de la autoridad judicial en el caso de que sea necesario, ha observado el consejero de Fomento y Medio Ambiente.

Este nuevo método de prevención de incendios, que se suma a las torretas de vigilancia y cámaras por infrarrojos que ya operan en el Bierzo, intentará que el mayor número de fuegos se queden en conatos, esto es que no superen una hectárea calcinada.

Con el operativo que tiene actualmente Castilla y León, el 53 por ciento de los fuegos se quedan en conatos, aunque el consejero ha apostado por mejorar ese dato.

En el caso de que el fuego se declare, el avión, que necesita una visual con el punto donde esta el control remoto de 200 kilómetros, puede anotar su extensión para apoyar las labores de extinción y la coordinación del operativo que se requiera.

Todo ello merced a las imágenes que enviará una cámara giroscópica muy potente que oteará el cielo del Bierzo para apoyar el amplio operativo de la zona, y que se ampliará con el uso de un dron, según anunció recientemente el consejero, merced a otro acuerdo firmado también con el Ministerio de Defensa.

También se ha firmado un convenio con Red Eléctrica España para la instalación en la comarca del Bierzo de una red de sistemas de vigilancia forestal con veintidós cámaras infrarrojas y videográficas, que permitirá una mayor rapidez en la detección, coordinación y respuesta ante posibles incendios.

El convenio firmado hoy es «pionero» y «muestra la voluntad del Ministerio de Defensa en colaborar en la detección y prevención temprana de los incendios», ha resumido Gómez, quien ha explicado que por el momento no se prevé extender la experiencia a otras zonas.

Fotos

Vídeos