El PP califica como «un grave error» las palabras de Majo sobre Cifuentes y espera «una rectificación»

Juan Martínez Majo, durante su visita al ILC. / Campillo

Dentro de las filas populares se reconoce «incredulidad» por las «desafortunadas palabras» de un presidente al que se creía «con más madera como para no cometer este tipo de torpezas»

A.C. | J.C.León

Las polémicas declaraciones del presidente del Partido Popular (PP) en León, Juan Martínez Majo, sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuenes, [«Vale, Cifuentes no tiene el máster, ¿cuál es el problema?»] han provocado un 'seismo' en el seno de la propia formación popular a nivel local y autonómico.

El detonante

«Sus palabras son un grave error» se ha admitido desde el propio PP tanto en la tarde de este miércoles como en las primeras horas de este jueves.

Dentro de las filas populares se reconoce «incredulidad» por las «desafortunadas palabras» de un presidente al que se creía «con más madera como para no cometer este tipo de torpezas».

La Junta se desmarca de Majo

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha pedido este jueves «no poner en entredicho todo el sistema» universitario como consecuencia del caso investigado por la Universidad Rey Juan Carlos y la Justicia sobre si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, cursó o no un máster.

«No debemos juzgar lo que están juzgando otros», ha resumido Marcos en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en referencia a los «inspectores, la Fiscalía y la comisión de investigación», según informa Efe.

Preguntada por las palabras pronunciadas por el presidente de la Diputación de León y del PP leonés, Juan Martínez Majo, en las que se preguntó por «cuál es el problema» de que Cifuentes no tenga el máster, la portavoz de la Junta ha dicho que estas manifestaciones son responsabilidad exclusiva de quien las pronunció. «No voy a entrar a valorarlas ni juzgarlas», ha dicho.

«Lo necesario es que se aclare cuanto antes esta situación, para la propia Cristina Cifuentes y para los ciudadanos, porque no beneficia absolutamente a nadie», ha resumido Marcos, quien ha pedido «que se acelere y se aclaren los términos».

Preguntada por si la Junta puede garantizar que en las universidades públicas de Castilla y León no se producen casos como el investigado en la madrileña Universidad Rey Juan Carlos, la portavoz ha afirmado que no se debe «extrapolar» ni «poner en tela de juicio a las universidades ni a los estudiantes que hayan cursado un máster, ni a los políticos que hayan cursado másteres».

Marcos ha pedido «centrar las cosas» y esperar a que culmine la «investigación», pero «no poner en entredicho todo el sistema».

El enemigo en casa

Majo refleja «ese tipo de situaciones» en las que el «enemigo lo tenemos en la propia casa».

En la interpretación más benévola los representantes del PP esperan «que se trate de un error puntual» que se vea aliviado «por una rectificación». Todo al mismo tiempo que se espera que no mantenga el argumento ya esgrimido «para no generar más problemas. ¿Cómo se puede decir algo así?».

Los representes populares que se han referido a las polémicas declaraciones de Majo han preferido no ser citados «para mantener la calma interna tan necesaria en este tipo de situaciones».

Podemos carga contra Majo

El secretario autonómico de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha denunciado este jueves «las patéticas y lamentables declaraciones del presidente del Partido Popular de León».

Para el líder de Podemos a nivel autonómico «el problema es que a esta gente no le parezca un problema el engaño el embuste y la mentira».

Para Pablo Fernández «mientras los españoles tienen que dejarse sacrificio, esfuerzo y dinero a esta gente se le da (los títulos) por la cara».

«Nos vamos a dejar la piel y el alma para echar a esta gente y poner las instituciones al servicio de la ciudadanía», se ha asegurado desde Podemos.

Majo reduce su agenda

A la espera que la situación sobre la 'crisis Cifuentes' amaine el presidente del PP de León ha optado por reducir su agenda pública al mínimo.

Este jueves estaba previsto que acudiera a un acto oficial en Valladolid, pero finalmente no acudirá al mismo para evitar ser el foco de atención.

Será la próxima semana cuando el también presidente de la Diputación de León recupere la normalidad institucional y, con seguridad, pida disculpas por sus palabras.

Desde el próximo entorno del presidente ya se habla de un «error de expresión» que resulta menos notable si se valora el conjunto de sus afirmaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos