Un terremoto de 3,5 grados de magnitud con epicentro en Triacastela se deja sentir en el Bierzo Oeste

Mapa del epicentro del seísmo.
Mapa del epicentro del seísmo. / IGN
  • La réplicas del seísmo se dejaron sentir en los municipios más cercanos a la frontera con Galicia como Vega de Valcarce, Trabadelo o incluso Villafranca

Los pueblos del Bierzo Oeste se llevaron esta madrugada un buen susto. El seísmo de 3,5 grados de magnitud en la escala Ritcher con epicentro en la localidad lucense de Triacastela, a once kilómetros de profundidad registrado a las 0.37 horas de esta madrugadda, se dejó sentir en la localidades de la comarca limítrofes con Galicia.

«Sí, sí que lo sentimos, se notó hasta Villafranca», explica una vecina de La Laguna de Castilla, perteneciente al municipio de Vega de Valcarce y que cuenta en la actualidad con tan solo siete casas habitadas.

Asegura que «fue una sacudida tremenda y nos asustó», señala, que se produjo poco después de meterse en la cama recién llegada de la fiesta de la Pascua que se celebra estos días en Cacabelos. «Me acababa de acostar y me asusté pero pasó enseguida», subraya, asegurando que el temblor no llegó a provocar escenas de pánico dado que los vecinos permanecieron en sus casas.

El terremoto, que no provocó daños, se notó especialmente en diversos lugares de la provincia de Lugo, concretamente en localidades como Sarria, Becerrea, O Courel, Monforte de Lemos y Chantada. De forma previa, a las 23,41 horas del domingo, se registró otro templor de magnitud 2,1 en la misma zona.

La localidad de Triacastela se enmarca dentro del triángulo sísmico de la provincia de Lugo, junto a las localidades de Becerrea y Sarria. En el año 1997 la zona registró un temblor de una magnitud de 5,3 grados que dejó más de 150 réplicas y que, en este caso, sí que sembró el pánico entre los habitantes.