El presidente de la Conferencia Episcopal Española alaba la investigación

El cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo, participa en el desayuno informativo del Foro Nueva Economía.
El cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo, participa en el desayuno informativo del Foro Nueva Economía. / Juan Lázaro
  • Blázquez destaca que el obispo de Astorga cumple el protocolo en la investigación sobre posibles abusos sexuales en La Bañeza

El presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, reiteró hoy que el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez Fernández, “está procediendo muy bien, según el protocolo que tenemos de la Conferencia Episcopal y de la Congregación para la Doctrina de la Fé” con respecto a la investigación que se está llevando a cabo ante los posibles abusos sexuales en el seminario de La Bañeza.

Blázquez no quiso entrar a realizar más valoraciones a ese respecto, y confirmó que el próximo 13 de abril presentará su renuncia como arzobispo puesto que “el Código de Derecho Canónico recomienda y pide que presentemos la renuncia al cumplir los 75 años y la presentaré, si Dios quiere, ese día”.

No obstante, el aún arzobispo de Valladolid señaló que “la eficacia de la renuncia no es automática” y que es el Papa quien la considera y “teniendo en cuenta todas las circunstancias, él decide. Para mí bien, decidido va lo que él crea oportuno”, continuó Blázquez, quien concluyó: “Si la acepta inmediatamente pues bien, y si quiere que siga un poco más, bien también”.

Eliminar la pedofilia

Blázquez realizó estas declaraciones minutos antes de presidir la ceremonia para la investidura como doctor honoris causa de la Universidad Pontificia de Salamanca del cardenal prefecto de la Congregación para la Educación Católica, Giuseppe Versaldi, quien también realizó una valoración sobre los posibles casos de abusos sexuales en el seminario de La Bañeza al afirmar que el objetivo de El Vaticano es “eliminar la pedofilia de la Iglesia”.

Versaldi señaló que la pedofilia “es la peor cosa que puede ocurrir” y aseguró que “tanto el papa Benedicto XVI como el papa Francisco han dado un fuerte impulso al control y la vigilancia de esta plaga que está no solo en la Iglesia, pero que queremos eliminar de ella”. El prefecto de la Congregación para la Educación Católica afirmó que la Iglesia “ahora va en una dirección de transparencia, colaboración y ayuda a las víctimas”.

No obstante, aseguró que “son las iglesias locales las que tienen que vigilar y señalar” a los culpables y después transferir el caso a El Vaticano para que “a través de la Congregación para la Doctrina de la Fe se vigile, no se esconda y se castigue”. Además, Versaldi hizo hincapié en “la prevención, sobre todo en los seminarios, para evitar preventivamente estos casos”.

Fe y razón

En cuanto a su investidura como doctor honoris causa, Giuseppe Versaldi realizó un discurso sobre 'El Derecho Canónico como instrumento para encarnar en la Iglesia el mensaje de la salvación' en el que subrayó “el diálogo que la Iglesia quiere instaurar tradicionalmente, a través de la Universidad, entre fé y razón, a través del Derecho Canónico como un instrumento para actuar históricamente, en las diversas culturas, el mensaje del Evangelio”.

Versaldi también hizo hincapié en “la importancia de la educación” en un momento de “crisis de valores”, puesto que “para prevenir el mal, el conflicto y la guerra, necesitamos comenzar con los jóvenes”. En ese sentido incidió en la “insistencia” que el papa Francisco hace sobre “la familia como protagonista de la educación” y afirmó que “escuela, Estado e Iglesia deben estar al servicio de la familia, que es a quien compete el derecho y el deber de la formación de los hijos”.

Además, recordó que el papa Francisco “subraya la necesidad de una educación integral, a todos los niveles” y reivindicó que “hoy, en los países en los que la religión católica es minoritaria, se ve la presencia en escuelas y universidades católicas de muchos no cristianos que participan en esta escuela porque encuentran una visión humana más abierta, libre y responsable, aunque mantengan una propia convicción y visión de Dios”.

«La mujer enriquece a la iglesia»

Además de por Blázquez, la ceremonia de investidura como doctor honoris causa de Giuseppe Versaldi estuvo también presidida por la rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca, Miriam Cortés, quien refirió que “un nombramiento como honoris causa del prefecto de la Congregación para la Educación Católica, que es el órgano del que depende esta universidad, es un gran honor y un ánimo para continuar en nuestra labor”.

Precisamente sobre la presencia de una mujer al frente de una universidad católica habló Versaldi, quien aseguró que en El Vaticano están “contentos de que sea una mujer la que rija la Universidad, porque la mujer enriquece a la Iglesia y es una buena señal de que se va adelante en valorizar los grandes aportes que las mujeres dan a la Iglesia”.