La Diócesis de Astorga exigirá el certificado antipederastia para trabajar con niños

  • El obispo pondrá en marcha «medidas estrictas de disciplina» y convoca a las víctimas del seminario de La Bañeza a una comisión para abordar los abusos

Al igual que en su día hicieron los docentes de León conforme a la ley de Protección Jurídica del Menor, la Diócesis de Astorga hará extensible a todos los agentes de pastoral diocesanos la exigencia de aportar el Certificado Negativo antipederastia.

El objetivo, evitar casos de pederastia como los que se han confirmado en el Seminario Menor de La Bañeza. Así lo señaló este jueves el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, durante una convocatoria a los medios de comunicación en la que anunció la apertura de una investigación para determinar el alcance del primer caso de pederastia en la Iglesia de Castilla y León.

Una medida que en enmarca en la intención de la Diócesis de implementar nuevos protocolos de actuación con menores y de prevención que pasan además por la puesta en marcha de “medidas estrictas de disciplina.

En este sentido, Menéndez aseguró además su plena intención así como de todos los agentes de colaborar siempre con las autoridades civiles, aplicando además con severidad y rigor la propia normativa canónica para tratar con equidad y justicia posibles delitos de abusos a menores consideramos como uno de los más graves del “Código de Derecho Canónico”.

Por todo ello y ante el escándalo desatado tras la denuncia contra el reverendo José Manuel Gordón de un exalumno del Seminario Menor de La Bañeza, la Diócesis ha tendido la mano a todas las víctimas posibles a las que este sábado, con motivo de una manifestación que se celebrará en Astorga, no podrá recibir.

Por ello, Juan Antonio Menéndez les ha emplazado a una comisión el próximo 28 febrero, al igual que hizo con varios exalumnos del colegio diocesano Juan XXIII de Puebla de Sanabria, que también han aludido a abusos por parte del sacerdote Ramos Gordón. Invitación que, según señaló el obispo, ha sido declinado alegando incompatibilidad en las fechas.

En cualquier caso, Menéndez ha mostrado su interés de mantener ese encuentro para “acabar con todo esto”. “Me duele mucho estas cosas y por ello haré todo los posible para que en un futuro esto no se vuelva a repetir”, concluyó el obispo, que en reiteradas ocasiones trasladó el perdón de la Diócesis por lo acontecido.

Temas