El misterio resuelto del ataúd

fotogalería

Imagen del ataúd en el que apareció el cuerpo.

  • La investigación de los últimos enterramientos llevan a concluir que fue un 'despiste' del enterrador lo que provocó la aparición de huesos dentro de un ataúd en un vertedero ilegal del Burgo Ranero

«El misterio (del ataúd) parece que está resuelto», ha asegurado este miércoles el alcalde de la localidad del Burgo Ranero, Gerásimo Vallejo Herrero.

Fue el pasado 15 de enero cuando se localizó en un vertedero ilegal de la localidad un ataud con restos humanos en su interior.

La macabra localización tuvo lugar de forma casual cuando un vecino de la zona comprobó que en el vertedero había un ataud tirado.

Ahora, y tras no pocas investigaciones, se ha localizado el 'rastro' y se ha desentrañado el misterio. Quien ocupaba el interior del féretro, tal y como se ha confirmado este miércoles, corresponden a una mujer falledida hace 22 años.

Fallecido a los 92 años

La mujer falleció en el Hospital San Juan de Dios a los 92 años y con posterioridad se realizó su funeral y entierro en el cementerio de la localidad.

Fue el pasado mes de septiembre cuando se realizó la incorporación de un familiar en el mismo nicho por lo que se procedió a extraer el primer cuerpo, recogido en unas bolsas, y al entierro de ambos en el mismo lugar.

Un despiste

En el proceso, tal y como ha comprobado la Guardia Civil, el albañil encargado del mismo tuvo 'un despiste' que en realidad fueron dos. En primer lugar no comprobó que se retiraban todos los huesos de la anciana de su ataúd y el segundo no quemó el mismo como suele ser la norma habitual.

Ahora, y tras esclarecerse lo sucedido, se procederá a enviar los huesos al mismo nicho en el que se encuentra el resto del cuerpo con una apuesta por el regreso a la normalidad.