El Norte de Castilla

Abren una investigación de oficio por la muerte del cazador

  • El hombre, de 66 años y natural de Bembibre, ingresó cadáver en el Hospital del Bierzo tras recibir un disparo fortuito

La Guardia Civil investiga las circunstancias que rodearon a la muerte del cazador abatido a última hora de este viernes en los montes del municipio berciano de Igüeña, según confirmaron a Ical fuentes de la Subdelegación del Gobierno en León.

El hombre, de 66 años, natural de Bembibre y cuyas iniciales son A.R., recibió un disparo fortuito durante una cacería que tuvo lugar en el paraje de La Campa de la Perdiz, cerca de la localidad de Urdiales de Colinas, pertenciente al municipio de Igüeña.

Sus propios compañeros fueron los encargados de llevarlo al Hospital del Bierzo, en Ponferrada, donde ya ingresó cadáver. El cuerpo permanece en el centro médico de referencia en la comarca, donde le será practicada la autopsia.

La apertura de una investigación de oficio para averiguar lo que ha pasado es el procedimiento habitual cuando una persona muere accidentalmente por un disparo de arma de fuego, aclararon las mismas fuentes, que confirmaron que hasta el momento no se ha presentado ninguna denuncia relacionada con el suceso.