El Norte de Castilla

La Plaza del Grano saca a la luz parte de sus secretos

vídeo

Imagen de los restos aparecidos en una de las zonas de catas. / leonoticias

  • Las catas realizadas en la zona sureste de la Plaza dejan ver posibles restos de una vicus romana | Los arqueólogos destacan la riqueza de un lugar que se mantiene impoluto desde el siglo XVIII

Ya se había advertido con anterioridad al inicio de las catas y así ha sido: la Plaza del Grano es un baúl lleno de secretos. Tantos, que resulta objetivamente imposible conocer cuanto se mantiene bajo la solana de esta zona de la ciudad.

en imágenes

  • Los secretos de la Plaza del Grano

La plaza, que permanece en estado abierto y sin alteración alguna desde mediados del siglo XVIII, se mantiene inalterable bajo su empedrado un buen número de misterios que ahora se dejan ver de forma velada.

En la cata realizada en la zona sureste de la plaza son visibles desde este miércoles diferentes restos romanos que serán catalogados por responsables de Patrimonio.

Desde el inicio de las catas los arqueólogos han contemplado la posibilidad de que en esta zona del casco histórico se localicen vestigios de lo que fue la vicus militar de la Legio VII.

¿Un templo?

Los diseños realizados sobre plano, en base a otros restos identificados en el centro de la ciudad, inciden en que precisamente bajo la actual solana se localizarían algunos edificios pertenecientes al acuartelamiento e incluso un templo. Nadie sin embargo, ha podido hasta la fecha avanzar en este tipo de localizaciones.

La actual plaza empedrada, cuyo revestimiento original se encontraría un metro bajo tierra, también podría albergar un cementerio medieval perteneciente a la parroquia de la iglesia del Mercado.

En la actualidad las catas se realizan en la zona sur de la Plaza del Grano así como en la noroeste en la que, por el momento, no han aparecido restos.

Remodelación

El empedrado de la plaza del Grano constituye un unicum, según se ha recordado de forma reiterada en las últimas semanas. Esto es, el único resto de cómo eran las plazas leonesas de los siglos XVIII, XIX y parte del XX.

Pavimentada con cantos de río en las zonas sedimentarias de la provincia de León esta plaza se encuentra inalterable desde su creación. El Ayuntamiento de León ha iniciado un proyecto para la adecuación de aceras y recuperación de las zonas más dañadas.