Condenado a dos años de prisión un hombre de Bembibre que se llevó a sus hijos a Tenerife sin el consentimiento de su madre

  • Cuando estaba ya en Canarias, el ahora condenado habría solicitado la custodia exclusiva de los dos pequeños, lo que llevó al juez a considerar su intención

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El juzgado de lo penal de Ponferrada condenó a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad a un hombre de Bembibre como autor de un delito de sustracción de menores, según informó Radio Bierzo. El juez estima que el hombre se llevó, en el año 2013, a sus dos hijos desde Ponferrada, donde residían desde el 2011, a Tenerife durante un periodo de guarda y custodia de su madre y sin su consentimiento.

Una vez en el archipiélago, el ahora condenado habría solicitado la custodia exclusiva de los dos pequeños, lo que llevó al juez a considerar que su intención a la hora de llevarse a los niños era alterar por la vía de los hechos el régimen de custodia.