El Norte de Castilla

Los agricultores preguntan a la consejera

Los agricultores preguntan a la consejera
  • Milagros Marcos respondió a numerosas preguntas formuladas por los asistentes al Foro Agrario de Leonoticias

El Foro de Agricultura de leonoticias contó con un turno de preguntas formuladas por el sector para la consejera de Agricultura, Milagros Marcos. Descubre cuáles fueron las preguntas y, como no, cuáles fueron las respuestas.

- ¿Existe una solución ante el retraso de las subvenciones para jóvenes agricultores? Sin ellas la incorporación es aún más complicada. (Pregunta formulada por Matías Llorente, secretario general de UGAL-UPA.

-La incorporación de los jóvenes al sistema es mejorable [en este punto recibió los aplausos del público]. El año pasado finalizó el programa de Desarrollo Rural y empezó uno nuevo, la convocatoria de jóvenes y modernización contó con la publicación de sus bases en mayo de 2015, mientras que el programa nuevo se aprobó en agosto. Las bases de abril no coincidían con lo que nos dijo la Comisión y hubo que sacar una nueva. No es responsabilidad de agricultores y ganaderos, lo que se pretendía era otra cosa y esto ha llevado a un retraso.

Por otro lado se convocan ayudas para jóvenes y modernización de instalaciones, muchos jóvenes no piden una y otros no son jóvenes, por lo que el año que viene se harán de forma independiente para que una no lastre a la otra. Igualmente, la convocatoria tendrá un anticipo para que los jovenes no tengan que pedir créditos para empezar a trabajar.

Con respecto a la PAC, ni una sola comunidad autónoma ha empezado a trabajar. Ayer llamaron de Castilla - La Mancha para explicar cómo hemos sido capaces de anticipar el 70 por ciento donde está el expediente completo. En este sentido, León supone el diez por ciento del total de la PAC, hablamos de 100 millones, de los que antes de 2017 se anticipa el 80 por ciento.

-¿Cómo se va a llevar a cabo la innovación y los planteamientos de I+D+I para los jóvenes?

-Se van a crear grupos de innovación y una línea de ayudas. Los jóvenes están priorizados y estas líneas de ayuda son para la incorporación de jóvenes y mujeres, porque queremos rejuvenecer el sector y ellos son prioritarios. En este sentido, hemos cedido tierras del banco de tierras, teníamos terrenos de masas comunes, hay muchos expedientes en León que lo han solicitado.

-¿Cómo se puede potenciar la agricultura ecológica en Castilla y León? ¿Cómo puede ampliarse al extranjero?

-Es sin duda uno de los grandes retos. En Castilla y León existe un mercado potencial muy importante, contando con que está próximo a Madrid. En concreto, hablamos de un ciclo de formación para el año que viene para promover y asesorar en este sentido, hay líneas de ayudas priorizadas a la creación más que al mantenimiento. Y es que no solo debe existir por la subvención, sino también porque sea rentable. Hay que mirar más allá de la ayuda, el plan tiene 46 millones vinculados a formación, investigación y a posicionar el producto en los mercados.

-Usted propone producir más barato, ¿el objetivo es que la distribuidora aumente su beneficio?

- Me encantaría incidir en los precios, pero no podemos. Vamos a ser positivos y prácticos, podemos reducir costes de producción si concentramos la oferta, la industria necesita a la agricultura y viceversa, hemos sufrido mucho todos con la leche de vaca y la crisis del sector lácteo. En Francia, por ejemplo, una organización de productores concentra toda la leche. En Castilla y León tenemos el diez por ciento, el resto son individuales, si fuéramos capaces de tener una cooperativa que fije el precio para todos será más sencillo negociar.

Estamos trabajando en ello, en plataformas de competitividad y el equilibrio entre sectores. De todas formas, el problema lácteo no se puede trivializar, ha sido mundial y se mueve entre una reducción del consumo y la sobreproducción. El eslabón más débil es el que más problemas tiene, el productor trabaja con algo que es perecedero.

-¿Cuál es la situación de la creación interprofesional en la patata? ¿Qué plazos se manejan?

-Esto no depende de la administración. Lo que hemos hecho es promoverlo porque pensamos que es muy importante que haya un órgano del propio sector regulador. Es el claro ejemplo entre industria y producción, a través de un órgano que busque el equilibrio entre comercialización y precios. El reglamento europeo exige que la administración tenga un 51 por ciento de asignación y otorgamiento de la parte productora a los que lo representan, y un 51 de la superficie productora que otorgue la representatividad a opas y cooperativas.

El sector tiene firmada la representatividad pero las organizaciones agrarias no han conseguido el 51 por ciento. Hemos firmado para que los técnicos den charlas pero no hemos sido capaces de llegar y las organizaciones agrarias hacen su labor pero tienen que alcanzar el 51 por ciento, en el momento en el que se consiga daremos trámite a la Comisión Europea, espero que en el primer trimestre del año que viene pueda estar aprobada, ya que si algún producto tiene dientes de sierra es la patata y es su momento.

-A los regantes de Payuelos se les niegan las ayudas, ¿cuál es la solución de la Junta?

-Hacen falta los papeles, no se deniegan se ralentiza cuando hay documentación. Se está completando y en el momento en que esté se paga la ayuda.

-¿Para cuándo Payuelos? Parece la obra de El Escorial...

-En dos días ni se hace ni se invierte. Es una obra compleja pero permitirá que los cultivos de León sean exponencialmente mejores con respecto al resto. Hay varias empresas que se han presentado y se está estudiando cuál es el proyecto más eficiente.

- ¿Cómo alguien se puede sentir atraído para ir a vivir a un pueblo si hay despoblación, falta internet y demás inconvenientes?

-Yo vivo en un pueblo y todo lo demás sobra. La calidad de vida que tenemos es increíble, cuanta más atractiva sea la labor del campo habrá más posibilidad de tener industria agroalimentaria por estar más cerca de la materia prima. Merece la pena vivir en un pueblo y en el campo. Sobre internet, la semana pasada aprobamos un convenio de la Consejería de Educacion con el Ministerio para que a todos los núcleos rurales y colegios.

-¿Cómo se plantea la ganadería de montaña? ¿Habrá ayudas en el futuro? Sin ellas ganaremos aislamiento y perderemos importancia...

-La ganadería de la zona de montaña tiene ventajas, pero es de las labores más duras del sector. Queremos apoyarla en León y nos hemos volcado con la reconversión porque no había más alternativas que pasar del vacuno de leche a carne. Sobre las ayudas, queremos reforzar las agroambientales en zona de montaña. Toca focalizarlo y hacer un estudio nuevo allí donde realmente hay problemas por la situación geográfica, y en la zona de montaña es evidente.

-¿Ha cambiado su percepción de la política después de que Herrera le designara portavoz? ¿Podría avanzar algo sobre el presupuesto de 2017 en relación al campo?

-Ya me gustaría. En este momento no conocemos el objetivo de déficit ni las entregas a cuenta. Hay que ver cómo se está moviendo en el ámbito europeo el ajuste de Bruselas para financiación destinada al campo. En este sentido, que España cumpla es básico para que no haya recortes, para el campo es vital cumplir el objetivo de déficit. A partir de ahí trabajamos en un presupuesto que habrá que pactar, porque yo entiendo que tiene que haber diálogo.

-¿Cuál es su papel futuro del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera? ¿Considera usted que es el momento de que una mujer presida el PP de Castilla y León? (pregunta formulada por Nacho Foces, subdirector de El Norte de Castilla)

-No puedo ni debo hablar por boca de nadie, el presidente Herrera comentó su punto de vista de cara al nuevo congreso de abril. Creo que todos estamos a disposición de lo que establezca el partido y a eso nos tenemos que dedicar. A partir de ahí el futuro se escribirá en el congreso y decidirán, no nos tenemos que ocupar ni preocupar ahora porque hay otros temas prioritarios en Castilla y León. En lo que a mí respecta es momento de ser metódico, para nada el estar en la portavocía resta esfuerzos a lo prioritario, que es la Consejería.