El Norte de Castilla

El agresor de Bembibre: «Como que me llamo Iván que nunca vas a vivir tranquila»

El presunto agresor de la joven de Fabero, Iván R.G.
El presunto agresor de la joven de Fabero, Iván R.G. / LEONOTICIAS
  • La expareja de la joven de Fabero a la que presuntamente echó pegamento en la vagina le envió una carta en la que profería amenazas de muerte

«Como que me llamo Iván que nunca vas a vivir tranquila». Esta es una de las amenazas que el presunto agresor de Bembibre I.R.G. lanzó a su expareja en una carta remitida a la joven y que la defensa de la mujer aportó como prueba en un procedimiento anterior.

La misiva, remitida desde la prisión, sin firma y cargada de reiterados insultos y amenazas hacia la mujer, sirvió al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ponferrada (competente en materia de Violencia de Género) para iniciar una investigación y dictar la orden de alejamiento .que el presunto agresor quebrantó y el juez dictó un auto en el que decreto su ingreso en la cárcel de forma provisional.

Con tono contundente, sin ningún tipo de escrúpulo y con frases cargadas de ira hacia la que fuera su pareja, I.R.G. le anuncia que «vas a pagar por todo lo que me has hecho». De forma continuada se reafirma en sus amenazas y asegura que su mejor momento llegará «cuando aparezcas muerta o loca en un psiquiátrico», «que tenías que haber muerto», insiste.

El presunto agresor echa mano incluso de sus amigos y conocidos para amedrentar a la joven, a la que no duda en llamar «mi reina», y generarle miedo e inquietud al anunciarle que tenga cuidado porque cualquier día van a por ella. «Para que te jodas yo ahora estoy bien, hice amigos que te van a arreglar la cara de actriz, reina, mi reina», indica.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ponferrada sigue adelante en sus investigaciones para aclarar lo sucedido y busca también a los dos cómplices del secuestro de la joven en su casa de Fabero que presuntamente fueron los mismos que la trasladaron en coche hasta Bembibre.

El presunto agresor fue detenido en la noche del miércoles después de que la joven denunciara los hechos en el cuartel de la Guardia Civil de la capital del Bierzo Alto. El juez determinó este jueves el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de I.R.G. como «presunto autor de los delitos de detención ilegal y quebrantamiento de condena derivado de la violencia sobre la mujer».