El Norte de Castilla

Un miembro del clan Larralde se enfrenta a 7 años de prisión por lanzar a un varón por la ventana

  • El herido, al que los dos acusados agredieron previamente con un palo de 38 centímetros, sufre un severo trastorno mental

La Audiencia Provincial de León juzgará el próximo 21 de noviembre a un miembro del clan Larralde y a otro varón que se enfrentan a siete años de prisión por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa tras tirar supuestamente por la ventana a un hombre que sufrió un severo trastorno metal.

Según el escrito del Ministerio Fiscal, sobre las 2:15 horas del 11 de noviembre de 2011, los dos acusados, que permanecieron varios meses en prisión provisional por esta causa, iniciaron una fuerte discusión con otros dos varones en una vivienda situada en la calle Torriano de la capital leonesa.

En ese momento, los procesados propinaron varios puñetazos a uno de los dos varones que consiguió huir tras negarles la existencia de droga así como el paradero del propietario dela vivienda. Posteriormente, agredieron con un palo de 38 centímetros al segundo varón, al que arrojaron de forma intencionada desde la ventana a la calle.

El herido, de nacionalidad colombiana 34 años, sufrió edema cerebral difuso, un hematoma subdural en el hemisferio derecho y una fractura de base del cráneo, lesiones por las que padece un trastorno mental orgánico y la merma de las facultades cognitivas, que capacita al mismo solo para recibir órdenes sencillas y deambular sin ayuda.

El perjudicado estuvo ingresado durante 73 días, estando impedido 375, presentado como secuelas un trastorno mental orgánico que le obliga a recibir un tratamiento farmacológico continúo como consecuencia del TCE severo y además se tuvo que someter a una craneoplastia. La víctima tiene una hija de 18 años y una hermana en Colombia.

La Fiscalía entiende que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa por lo que solicita a los dos acusados siete años de prisión así como la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros a la víctima y de comunicarse con él durante 10 años. Además, deberán indemnizar conjuntamente al herido con 22.500 euros por las lesiones y con 300.000 por las secuelas.

Prescripción del delito

Por su parte, la defensa ha solicitado la prescripción de delito aunque, si bien, recuerda que no existe delito como tal dado que recuerda que son hubo agresión alguna dado que, según varios testigos, el propio herido ya había saltado por la ventana en varias ocasiones al menos en dos ocasiones ese mismo día.

Por último, recuerda que la acusación particular ha renunciado a calificar los hechos relatados como delictivos así como a solicitar indemnización alguna, lo que califica como un dato significativo. De ahí que solicite la libre absolución de sus clientes.

Temas