El Norte de Castilla

El hombre muerto localizado en un basurero de León no falleció por causas naturales

El hombre localizado en un basurero de León no murió por causas naturales
/ LEONOTICIAS
  • Se trata de un hombre de nacionalidad belga y por el momento se mantienen abiertas todas las hipótesis para esclarecer los hechos del fallecimiento

El varón cuyo cuerpo sin vida apareció en la tarde de este viernes en el interior del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de San Román de la Vega no murió por causas naturales.

Así se desprende de los primeros datos de la autopsia que se le ha practicado durante es sábado en el Anatómico Forense de Ponferrada. Asimismo, desde la Subdelegación del Gobierno han señalado que se trata de un varón de nacionalidad belga y que tiene entre unos 50 y 60 años de edad.

De esta forma, la Policía Judicial mantiene todas las hipótesis abiertas para intentar esclarecer los hechos y las causas del fallecimiento de este varón.

Fue pasadas las 14:30 horas de este viernes cuando un operario que se disponía separar los restos para el compostaje localizó el cuerpo entre los residuos de un contenedor abierto procedente, según confirmaron a leonoticias, de la capital leonesa o los municipios del alfoz.

Signos de violencia

Inicialmente el cuerpo fue confundido «con un muñeco» y no fue hasta ver restos de sangre en la nariz cuando el operario dio la voz de alarma. Hasta el lugar, se desplazaron varios efectivos de la Guardia Civil que paralizaron la actividad para iniciar la investigación in-situ.

Finalmente, pasadas las 18:00 horas efectivos del Instituto de Medicina Legal trasladaron el cuerpo al Anatómico Forense de Ponferrada donde este sábado se le ha practicado la autopsia. Inicialmente, desde Subdelegación del Gobierno ya se apuntaba que el cuerpo presentaba algún signo de violencia.

En aquel momento, la investigación no descartaba ninguna posibilidad, incluido el hecho de que pudieran haber sido provocados por el propio traslado hasta las instalaciones del CTR. Ahora se confirma que el varón no falleció por causas naturales.