fotogalería

Dispositivo desplegado en el lugar del accidente. / Leonoticias

Tres fallecidos en el accidente de un helicóptero de rescate de la Guardia Civil en León

  • El aparato chocó contra una de las paredes de la zona de La Polinosa, en Maraña, y se precipitó por una ladera

El capitán Emilio Pérez Peláez, de 56 años, el teniente Marcos Antonio Benito Rodríguez, de 50, y el agente Conejo, de 48, son los tres guardias civiles fallecidos en el accidente de un helicóptero ocurrido en la mañana de hoy en León. Se trata de los dos pilotos de la Unidad de Helicópteros de la Guardia Civil de León y un miembro del Greim, Grupo de Rescate e Intervención en Montaña.

El siniestro tuvo lugar a las nueve de la mañana cuando el grupo, formado además por un cuarto integrante, intentaba el rescate de un montañero que sufrió una fractura de tobillo al intentar escalar una pared de rocas en el entorno de la Polinosa, en un lugar de difícil acceso.

El rescatador que resultó ileso «de milagro», como afirman fuentes del operativo de rescate, había bajado del aparato con la grúa y ya se encontraba inmovilizando al escalador herido cuando el helicóptero tocó con una parte de la pared y se precipitó ladera abajo con los otros tres agentes de la Guardia Civil en su interior. Se da la circunstancia de que uno de los fallecidos -el agente Conejo- también había descendido del helicóptero en un primer momento, pero había vuelto a subir a él para preparar la entrada del lesionado, como ha relatado en Radio Nacional el subdelegado del Gobierno en León Juan Carlos Suárez-Quiñones en unas declaraciones que reproduce la Agencia Europa Press.

El cuarto integrante del equipo descendió hasta el lugar en el que se encontraba el aparato siniestrado y dio aviso al Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León del accidente.

Al lugar se desplazó el helicóptero de salvamento de Protección Civil con dos rescatadores a bordo que solo pudieron certificar el fallecimiento de los tres agentes que se encontraban en el interior del aparato siniestrado.

El helicóptero accidentado durante una de sus últimas operaciones de rescate.

El helicóptero accidentado durante una de sus últimas operaciones de rescate. / El Norte

En la zona trabajan ahora equipos de tierra y aire de la Guardia Civil, así como equipos de emergencias de Castilla y León y Asturias en un dispositivo formado en total por una treintena de personas que intentan rescartar los cadáveres de entre los restos del siniestro.

A la zona se desplaza en estos momentos el ministro de Interior Jorge Fernández Díaz mientra que el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández Mesa ya se encuentra en el lugar.

Trasladados el montañero y el cuarto rescatador

El montañero al que iba a rescatar el helicóptero siniestrado, que ha sufrido una fractura en el tobillo, y el cuarto rescatador ya han sido evacuados de la zona. El primero de ellos ha sido trasladado al hospital comarcal de Arriondas en un helicóptero del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA). En el seno de la Guardia Civil de León la conmoción es enorme por el fallecimiento de tres «miembros ejemplares como Benito, Emilio y 'Conejo', que han llevado su obligación de prestar servicio y auxilio al límite, hasta perder la vida». Se da la circunstancia de que el teniente del Servicio Aéreo de la Guardia Civil destinado en la Base de León, Marcos Antonio Benito Rodríguez, había recibio el pasado año la medalla al Mérito de la Protección Civil.