Merkel gana y la ultraderecha entra en el Parlamento alemán

Angela Merkel celebra el resultado en Berlín. / Afp | Vídeo: Atlas

La canciller logra su cuarto mandato con el 33% de los votos y un severo retroceso, Alternativa irrumpe como tercera fuerza con el 13% y los socialdemócratas tocan fondo

JUAN CARLOS BARRENA y AGENCIASBerlín

La canciller alemana, Angela Merkel, y su partido Unión Cristiano Demócrata (CDU) han ganado las elecciones legislativas celebradas este domingo en Alemania, según las proyecciones elaboradas tras los comicios y que también han confirmado al partido filonazi Alternativa para Alemania (AfD) como la primera formación de ultraderecha en llegar al Parlamento alemán desde 1961, con un 13% de los votos.

La CDU de Merkel y su partido hermano, la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), han obtenido el 32,9% de votos, 12,3% más que la segunda fuerza política más votada, el Partido Socialdemócrata (SPD) liderado por Martin Schulz, con un 20,6% de los votos.

Tras conocerse estos pronósticos, Merkel se ha presentado ante la prensa como ganadora de los comicios y ha señalado que escuchará las "inquietudes" de los votantes de la AfD. Además, ha señalado que esperaba "un mejor resultado" para su partido, destacando que pese a todo han logrado su "objetivo estratégico" de cara a estas legislativas. "Somos el partido más fuerte", ha reiterado.

Más información

"Hemos tenido doce años de responsabilidad de gobierno y no estaba claro que fuéramos a ser de nuevo el partido más importante, pero en estas elecciones también hemos sido testigos de la llegada al Parlamento de AfD. Vamos a llevar a cabo un análisis concienzudo. Queremos recuperar a los votantes que votaron por AfD y queremos descubrir sus inquietudes y preocupaciones", ha afirmado Merkel sobre un partido xenófobo que en campaña había criticado la política de refugiados.

"Tenemos legitimidad para formar el nuevo gobierno y vamos a formar el nuevo gobierno", ha proclamado antes de comprometerse a trabajar "por un país justo y libre". "Eso significa que tenemos que unir a todos los países de la UE para combatir las causas de la migración y combatir la inmigración ilegal. Está claro que la cuestión de la seguridad preocupa tanto a la gente como la cuestión de la prosperidad", ha dicho.

Rajoy felicita a Merkel por la «gran victoria»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha felicitado a la canciller de Alemania por su "gran victoria electoral" en las legislativa celebradas este domingo, y lo ha hecho recordando que tiene "un firme aliado" en España.

En un telegrama, Rajoy transmite a Merkel su "más sincera felicitación" por los resultados de la Unión Demócrata Cristina. "Estoy seguro de que dichos resultados constituirán un poderoso incentivo para continuar desarrollando la acción del Gobierno alemán e impulsando, con determinación y altura de miras, el proyecto de integración europea", ha escrito Rajoy.

"Europa en su conjunto necesita una Alemania comprometida con el reforzamiento de la Unión Europea, fuente primordial de bienestar para nuestros ciudadanos", añade el presidente del Gobierno en el telegrama a Merkel.

Pactar con los socialdemócratas, descartado

Tras la AfD, y de acuerdo con la cadena pública ARD, se encuentran el liberal Partido Democrático Libre con un 10,5% de los votos; el partido La Izquierda, con un 9% y Los Verdes, con 9,5%. Esto se traduciría en un bloque conservador liderado por la CDU y que tendría 217 escaños en una cámara de 631 asientos. El SPD se quedaría en 134 representantes, AfD tendría 89, el FDP contaría con 70, Los Verdes con 62 y La Izquierda con 59.

Con esta aritmética las opciones de mayoría pasarían por un acuerdo CDU-SPD ya descartado por los socialdemócratas o por una inédita alianza 'Jamaica' de CDU-FDP-Los Verdes, por los colores de la bandera del país caribeño y los que identifican a estos tres partidos.

Con respecto a las elecciones de 2013, la CDU ha perdido 8,8 puntos de apoyo; el SPD se ha dejado 5,5 puntos, el FDP sube 5,7 puntos y uno de los grandes vencedores serían AfD, que sube 8,7 puntos e irrumpe en el Bundestag. En cuanto a la participación, en esta ocasión ha ascendido al 77%, mientras que en 2013 fue 6 puntos inferior, con un 71%.

«Una de las más nobles obligaciones ciudadanas»

La jornada electoral comenzó con un llamamiento del presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, para acudir en masa a las urnas. Unos 61,5 millones de votantes debían decidir sobre la composición del nuevo Bundestag (parlamento federal), responsable posteriormente de la previsible reelección de Merkel como canciller.

Entre los electores se encontraban tres millones de jóvenes ejerciendo por primera vez su derecho de sufragio en unas lesgilativas. "El derecho de voto es un derecho ciudadano. Para mí es una de las más nobles obligaciones ciudadanas en una democracia", señaló el máximo mandatario germano. "Que nadie deje su voz en manos de otros. Está en juego el futuro de la democracia y el futuro de Europa", añadió.

Todos los sondeos demoscópicos anunciaban un triunfo seguro de los partidos de la Unión, cristianodemócratas y socialcristianos bávaros (CDU/CSU), a las órdenes de Merkel con un 36% de votos, cinco puntos menos que hace cuatro años, cuando los conservadores sumaron un 41,5%. Los socialdemócratas, que en 2013 obtuvieron un 25,7% de votos, podrían caer por debajo incluso de su cota mínima histórica del 23,0%.

Un coste de 92 millones

La celebración de los comicios tiene un coste de 92 millones de euros, 15 millones mas que hace cuatro años, aunque el censo de votantes se ha reducido desde entonces en 400.000 personas. En estas elecciones se han repartido 88.000 urnas en 299 circunscripciones electorales, donde unas 650.000 personas componen las distintas mesas de recuento.

En estos comicios participaban en total 42 formaciones políticas, aunque solo media docena tenía posibilidades de acceder a la cámara baja. Las urnas han abierto a las 08:00 horas y han cerrado a las 18:00 horas. La participación electoral hace cuatro años fue del 71,5% y se esperan cifras similares para esta ocasión.

Los partidos que formen la próxima coalición tendrán una importancia capital para cuestiones complejas también a nivel internacional, como las reformas de la zona euro, la negociación del Brexit, el futuro de la relación con Estados Unidos bajo la presidencia de Donald Trump o la cuestión de las sanciones a Rusia.

Fotos

Vídeos