Los socialdemócratas dan luz verde a negociar una nueva gran coalición con Merkel

El líder del SPD, Martin Schulz, pedía el 'sí' al preacuerdo para formar un Gobierno estable

COLPISA/ AFP

El Partido Socialdemócrata (SPD) alemán ha dado hoy luz verde a la apertura de negociaciones formales para una nueva gran coalición de Gobierno con el bloque conservador de la canciller, Angela Merkel.

El congreso federal del SPD, celebrado en Bonn, se pronunció por mayoría a favor de la línea de su líder, Martin Schulz, que pedía el sí al preacuerdo para formar un Gobierno estable en Alemania, mientras que las Juventudes del partido y otras corrientes internas abogaban por ir a la oposición.

La votación, a mano alzada, arrojó 362 votos a favor frente a 279 en contra, lo que significa que ganó el sí por un 56 %.

Schulz había lanzado ante los 600 delegados un dramático llamamiento a sus más de 600 delegados a favor del sí al preacuerdo alcanzado con la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, para poder trabajar "por el bien de Alemania y Europa".

"Llegó el momento de la verdad", apeló de nuevo, tras un intenso debate que puso de relieve el alcance de las voces contrarias y los múltiples recelos de buena parte del partido a la que sería la tercera alianza de Gobierno con Merkel, quien gobernó ya con esa fórmula en su primera y tercera legislatura.

Consciente de las críticas internas, que echaban de menos un "sello socialdemócrata" al preacuerdo consensuado, Schulz se comprometió a trabajar por "mejorar" lo pactado, con el objetivo de lograr una sanidad pública más igualitaria y levantar las restricciones al reagrupamiento familiar.

Revisión a mitad de legislatura

Éstas eran algunas de las propuestas esenciales con que el SPD abrió la ronda de sondeo, que finalmente no quedaron contempladas en el preacuerdo, mientras que el bloque conservador sí logró imponer sus líneas en política migratoria.

El líder socialdemócrata avanzó, asimismo, su intención de "revisar" lo alcanzado a mitad de legislatura, si finalmente gobiernan con Merkel.

A la línea del jefe del partido y el resto de la cúpula se oponían sus Juventudes, los "Jusos", cuyo líder, Kevin Kühnert, insistió ante los delegados que rechazan el preacuerdo no significaba "sentenciar" el fin de su formación.

Algunos miembros de los "Jusos" habían recibido a los delegados del SPD, ante el centro de congresos de Bonn, con pancartas contra una gran coalición, que creen que hundirá aún más al partido, que en las elecciones del 24 de septiembre obtuvieron su mínimo histórico (un 20,5 %).

Tras el voto del congreso, se espera que las negociaciones formales de coalición empiecen la próxima semana, a punto de cumplirse cuatro meses después de la celebración de las elecciones generales.

De fructificar un pacto de Gobierno, éste deberá ser sometido a consulta de los 440.000 militantes socialdemócratas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos