Evacuación masiva en Berlín para desactivar una bomba de la II Guerra Mundial

Obra paralizada cerca de la estación central de trenes de Berlín. /Reuters
Obra paralizada cerca de la estación central de trenes de Berlín. / Reuters

La policía subraya que «no existe peligro» de que el artefacto llegue a explotar

JUAN CARLOS BARRENA

La desactivación de una bomba de 500 kilos de la Segunda Guerra Mundial, descubierta durante unas obras de construcción en pleno centro de Berlín, ha desencadenado una aparatosa operación de evacuación y cierre temporal de numerosos edificios, el corte de calles y la suspensión del tráfico ferroviario y el transporte público en el centro de la capital alemana. Toda la zona en un radio de 800 metros alrededor del artefacto debe ser evacuada por el peligro de explosión. El Hauptbahnhof, la estación central de Berlín, que diariamente utilizan mas de 300.000 pasajeros, pero también la sede de los servicios secretos germanos BND, la central de la policía, los ministerios de Economía y Transporte, el hospital del Ejército Federal, parte de la clínica universitaria Charité, varias embajadas, un asilo de ancianos, dos guarderías, el Museo de Arte Contemporáneo en el Hamburger Bahnhof y el Tribunal Social Administrativo, así como las viviendas de unos 10.000 habitantes, los hoteles de la zona, un albergue juvenil y numerosos comercios fueron evacuados hasta las nueve de la mañana y se mantendrá hasta que los artificieros procedan a la desactivación de la bomba lanzada por aviones aliados en la última gran guerra y que desde entonces había pasado desapercibida enterrada en el subsuelo de la ciudad sin llegar nunca a activarse.

La policía subrayó que «no existe peligro» de que el artefacto llegue a explotar y que para los artificieros será una operación rutinaria, aunque preventivamente es necesaria la evacuación. La bomba se encuyentra a la altura de la Heidestrasse 17, en pleno centro de un nuevo barrio bautizado como Europa City y que se encuentra en plena construcción, después de ser durante décadas un terreno baldío por encontrarse en la franja de lo que fue el Muro de Berlín en el distrito de Moabit. Cuando los artificieros comiencen su trabajo al mediodía, los trenes regionales y de largo recorrido, que hasta entonces habrán cruzado sin detenerse la estación central, dejarán por completo de circular y se supenderán igualmente los aterrizajes en el aeropuerto de Tegel, que se encuentra en plena ciudad. Varias líneas de autobús, metro, tranvía y tren urbano han tenido que suspender su circulación y el cierre de calles ha conducido a un colapso del tráfico.

Se presume que en el subsuelo de Berlín permanecen ocultas unas 3.000 bombas de la Segunda Guerra Mundial que nunca llegaron a explotar. Expertos militares calculan que el 20% de las bombas lanzadas por los aliados durante la guerra no detonaron en su momento. Desde 1947 y hasta 1990 fueron desactivados mas de 62.000 artefactos en el sector occidental de la capital alemana, algunos de hasta 2.500 kilos de peso. Un trabajo rutinario para los artificieros especializados en ese tipo de operaciones, aunque en esta ocasión haya resultado mas aparatosa por el lugar del hallazgo y los edificios que se encuentran en su entorno. Los expertos de la policía tienen mas de un millar de salidas al año en la capital alemana para localizar y retirar artefactos o munición bélica. Tan solo el año pasado fueron desactivadas 10 bombas de mas de 50 kilos en Berlín. El único siniestro grave se produjo en 1994 en el distrito de Friedrichshain, cuando en plena desactivación explotó una bomba de 250 kilos matando a tres artificieros y causando heridas a varias personas mas.

Temas

Berlin

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos