Seis años de prisión para una adolescente yihadista en Dinamarca

  • La joven, que se había convertido al islam unos meses antes, planeaba hacer estallar bombas en su antigua escuela primaria y en una escuela judía de Copenhague

Una adolescente simpatizante del grupo yihadista Daesh ha sido condenada este jueves en Dinamarca a seis años de prisión por "tentativa de acto terrorista", tras haber planeado atentados con bombas contra escuelas.

El tribunal de Holbaek, a 60 kilómetros al oeste de la capital, Copenhague, había determinado su culpabilidad en este caso el martes. La joven, de 17 años, podría haber sido condenada a cadena perpetua.

La adolescente, que en el momento de los hechos tenía 15 años, fue detenida en enero de 2016 en su domicilio de Kundby, a 65 km al oeste de Copenhague. La policía había sido avisada por su familia, que estaba preocupada por los sospechosos experimentos químicos que la joven llevaba a cabo en el sótano de su casa.

En el registro, los investigadores encontraron "una botella de peróxido de hidrógeno, una botella de ácido cítrico, una botella de acetona y un cubo de plástico con residuos desconocidos". Todos los componentes habían sido comprados en tiendas de productos de belleza, afirmó el tribunal.

«Intención criminal»

Los investigadores descubrieron que la adolescente, que se había convertido al islam unos meses antes, había escrito que planeaba hacer estallar bombas en su antigua escuela primaria y en una escuela judía de Copenhague.

Según los expertos, los productos que había recabado para producir peróxido de acetona (TATP) no habrían sido suficientes para componer una bomba realmente peligrosa, pero el tribunal de Holbaek consideró determinante la intención criminal y sus motivos.

La joven había dejado por escrito, en papel y en internet, varias señales de su adhesión a la ideología del grupo Daesh y había tratado de ponerse en contacto con sus responsables por Twitter.