Suiza permitirá donar sangre a los gais que no hayan mantenido relaciones en el último año

Un hombre dona sangre.
Un hombre dona sangre. / Afp
  • "Aproximadamente la mitad de las infecciones nuevas con VIH tienen sus orígenes en contactos sexuales de hombres con personas del mismo sexo", indica Swissmedic

Suiza permitirá a los gais donar sangre a partir de julio próximo, pero únicamente si no han mantenido relaciones sexuales con personas del mismo sexo en los doce meses previos, informó hoy el regulador helvético Swissmedic.

La institución autoriza así una solicitud de la Organización de Donación de Sangre (SRK) Suiza, según un comunicado difundido hoy, que explica que los peticionarios han podido demostrar suficientemente que la medida "no conlleva un mayor riesgo para los receptores".

Las donaciones de sangre de gais serán introducidas en centros regionales de Suiza "a partir de mediados de 2017".

La decisión de Swissmedic está sujeta a condiciones, de manera que los centros de donación de sangre deberán reunir datos adicionales sobre el resultado de la nueva medida y supervisar "de manera estrecha" el cumplimiento de las precondiciones por parte de los donantes y la evolución de los riesgos. "Comportamientos determinados pueden elevar el riesgo de una infección con VIH o con otros virus a través de la sangre. En Suiza aproximadamente la mitad de las infecciones nuevas con VIH tienen sus orígenes en contactos sexuales de hombres con personas del mismo sexo", indica Swissmedic.

Los gais estaban excluidos desde 1997 de forma permanente de la posibilidad de donar sangre. Recalca la institución que la regla de que los gais no pueden haber mantenido relaciones sexuales en los doce meses previos a la donación de sangre "corresponde a las precauciones que también se aplican a otros comportamientos de riesgo" de manera general.

Swissmedic cita como ejemplo el cambio regular de parejas, estancias largas en países con elevadas tasas de sida y contactos sexuales con parejas que han estado durante mucho tiempo en países con tasas elevadas de sida, entre otros.

De acuerdo con el regulador suizo, desde enero de 2016 las pruebas a las que se somete cada donación de sangre son aún más precisas que antes, de manera que se reduce también el tiempo para el diagnóstico de virus en los análisis tras una infección. SRK Suiza "ha podido fundamentar que la nueva medida no representa un mayor riesgo para los beneficiarios de contraer una grave infección a través de la sangre donada", señala el comunicado.

De acuerdo con la agencia suiza ATS, SRK Suiza considera esta solución "no del todo óptima", dado que cree que pocos gais podrán beneficiarse de la nueva medida. No en vano, la ve "como un primer paso hacia la eliminación de una norma que muchos consideran discriminatoria". En un segundo paso se tendrán que tener en cuenta comportamientos de riesgo "concretos y personales y no la orientación sexual", indica.