Fillon y su esposa, interrogados por el supuesto escándalo del empleo ficticio

Francois Fillon.
Francois Fillon. / AFP
  • Penélope habría cobrado medio millón de euros por un trabajo que nunca realizó

El candidato conservador a la presidencia de Francia, François Fillon, y su esposa, Penélope, son interrogados hoy por la policía, dentro de la investigación abierta por los presuntos empleos ficticios de esta última, informó la cadena de televisión BFMTV.

Fillon y su mujer llegaron a la sede de la policía financiera, en Nanterre, a las afueras de París, y declararon por separado, según BFMTV.

La Fiscalía Nacional Financiera puso en marcha una investigación preliminar el pasado miércoles, apenas unas horas después de que el semanario "Le Canard Enchaîné" publicara que Penelope Fillon había tenido empleos ficticios, el primero como asistente parlamentaria de su marido y del diputado que lo sustituyó en su circunscripción, por lo que recibió 500.000 euros brutos de dinero público en ocho años.

El segundo era como asistente literaria en "La Revue des Deux Mondes", una publicación propiedad de Marc Ladreit de Lacharrière, empresario cercano al líder de la derecha.

Fillon, quien insistió en que no fueron empleos ficticios y que su mujer realizó los trabajos para los que había sido contratada, había pedido declarar rápidamente y este pasado fin de semana avanzó que sólo daría explicaciones a la justicia y no a los medios, porque confía en ella para establecer la verdad.

Antes de tomar declaración al matrimonio Fillon, los agentes de la Oficina Central de Lucha contra las Infracciones Financieras y Fiscales (OCLCIFF) habían interrogado el pasado viernes a Michel Crépu, quien había sido director de "La Revue des Deux Mondes".

Crépu dijo que no tenía constancia de que Penelope Fillon (contratada entre mayo de 2012 y diciembre de 2013 con un sueldo de 5.000 euros brutos al mes) hubiera ejercido de asistente literaria y que sólo había recibido de su parte un par de reseñas de libros.

Los policías tomaron declaración el mismo viernes a la periodista Christine Kelly, biógrafa de Fillon, y esta mañana a Ladreit de Lacharrière.

La Fiscalía Nacional Financiera trata de establecer si hubo malversación de fondos públicos, abuso de bienes sociales y receptación.

La investigación preliminar que dirige la fiscalía puede dar lugar al archivo del procedimiento, a la apertura de una instrucción con un juez o al envío directo de las personas implicadas a juicio. Fillon, quien se considera víctima de un ataque para obstaculizar su carrera por el Elíseo, para la que hasta ahora era el favorito, ha señalado que tiene intención de seguir adelante con su candidatura, y que sólo renunciará si es imputado.