El Norte de Castilla

Europa refuerza la seguridad en los mercados navideños tras el atentado en Berlín

vídeo

Unos policías patrullan en un mercadillo de Viena. / Herbert Pfarrhofer / AFP | ATLAS

  • El ministro del Interior de Austria pide a la población no permitir que «el terror arrebate las tradiciones»

  • Todos los mercadillos navideños de Berlín, menos el que fue atacado reabren tras un día de cierre en recuerdo de las víctimas

Unas horas después de la masacre provocada el lunes por la noche por un hombre que embistió con un camión a una multitud en un mercado navideño de la capital alemana dejando al menos 12 muertos y 48 heridos, Francia anunció que redobló las medidas de seguridad en estas concurridas fechas.La tragedia de Berlín recuerda al atentado cometido en Niza (sureste de Francia) el pasado 14 de julio, cuando un camión arrolló a una multitud que se había reunido en ocasión de la fiesta nacional. El ataque, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico, dejó 86 muertos.

El presidente François Hollande advirtió el martes que Francia está bajo "un alto nivel de amenaza" terrorista. El ministro del Interior, Bruno Le Roux, indicó que se ha reforzado la seguridad en todos los eventos previstos para Fin de Año. En un acto simbólico, Le Roux se dirigió a primera hora del martes al famoso mercado de navideño de Estrasburgo, en la frontera con Alemania. Esta 446º edición del mercado navideño de Estrasburgo, donde se venden artesanías, productos regionales y decoraciones navideñas, abrió hace unas semanas en medio de medidas de seguridad excepcionales.

"Ningún vehículo pesado puede entrar en la parte de la ciudad donde se concentra el mercado navideño", señaló el martes Roland Ries, el alcalde esta ciudad del este de Francia, convertida en una verdadera fortaleza.

Por su parte, turistas y familias deambulaban el martes bajo un sol radiante entre las cabañas de madera del mercado navideño instalado a lo largo de la célebre avenida de los Campos Elíseos en París. Rudy Mathieu, un responsable de seguridad de este mercado, prevé instalar más bloques de hormigón en la acera. "Vamos a pasar entre los comerciantes para pedirles una mayor vigilancia, si ven una moto o un vehículo que se estaciona frente al mercado deben avisarnos", señaló.

El concurrido mercado de los Campos Elíseos figuraba en una lista de potenciales objetivos de una red terrorista que planeaba atacar París el 1 de diciembre. Seis personas pertenecientes a esta red fueron detenidas a finales de noviembre. Francia ha sido blanco en los últimos dos años de una serie de atentados yihadistas sin precedentes que han dejado 238 muertos. Desde principios de 2016, las autoridades han frustrado 17 atentados, según el ministerio del Interior.

La vecina Bélgica, que sufrió un doble atentado que dejó 32 muertos el 22 de marzo, reforzó el lunes por la noche sus medidas de seguridad en el mercado navideño de la gran plaza de Bruselas. En Amberes, la segunda ciudad de Bélgica, las autoridades pidieron a los equipos de la policía local y del ejército que patrullan en el mercado navideño 'Winter in Antwerpen' redoblar la vigilancia.

En Reino Unido, donde seis personas fueron detenidas a mediados de diciembre bajo sospechas de que preparaban un atentado, las autoridades mantuvieron el nivel "severo" de alerta, el segundo más alto. En Birmingham (centro), se levantaron barreras en las últimas semanas alrededor del mercado navideño, el más grande del país.

En Italia, que es citada regularmente como un objetivo potencial en los videos de propaganda del Dáesh, las autoridades desplegaron hace unas semanas un plan para garantizar la seguridad durante las fiestas navideñas.

Por su parte, las autoridades austriacas decidieron aumentar sus efectivos policiales, sobre todo en Viena, cuyas plazas están repletas de mercadillos navideños. El ministro del Interior de ese país, Wolfgang Sobotka, pidió sin embargo a la población no permitir que el "terror arrebate las tradiciones". Un llamamiento hecho también por su homólogo francés, quien urgió a la población a "salir" y "divertirse" para evitar que se propague un "clima de miedo".