El Norte de Castilla

Recep Tayyip Erdogan.
Recep Tayyip Erdogan. / Adem Altan (Afp)

Erdogan amenaza a la UE con abrir las fronteras a los refugiados

  • El mandatario replica así a la votación del jueves en el Parlamento Europeo en la que se exige congelar las negociaciones de adhesión con Turquía

  • La Comisión Europea insta a las autoridades turcas a cumplir sus "obligaciones" en virtud del acuerdo sellado en marzo

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha amenazado hoy en Estambul con abrir las fronteras de su país para dejar pasar a los refugiados que deseen llegar a Europa. "Si vais más lejos, abriremos la frontera", ha señalado el mandatario turco en un discurso, en referencia al voto del jueves en el Parlamento Europeo en el que se exige congelar las negociaciones de adhesión con Turquía.

"Nosotros alimentamos a 3,5 millones de refugiados en este país, Ustedes no han cumplido sus promesas", ha apuntado el mandatario turco en su intervención, retransmitida por la cadena CNNTürk. "Cuando los niños muertos golpearon las costas mediterráneas ustedes no decidieron cuidarlos", ha añadido Erdogan en referencia a los europeos.

En su discurso con motivo del Día Internacional de la Lucha contra la violencia contra las mujeres, ha remarcado que la UE "necesita a Turquía" como refuerzo y que en su país viven más de tres millones de refugiados "sin apoyo de las autoridades europeas".

Turquía y la Unión Europea (UE) pactaron en marzo de este año un acuerdo, según el cual Turquía recibe de vuelta a aquellos refugiados que viajaron ilegalmente desde sus costas a las cercanas islas griegas. Como contrapartida, la UE apoya económicamente el cuidado de los refugiados en Turquía, acoge desde allí el mismo número de sirios interceptados en Grecia y promete liberalizar su régimen de visados para viajeros turcos, siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones. Hasta ahora, esta liberalización no se ha producido porque Turquía se niega a reformar sus estrictas leyes antiterroristas.

Bruselas pide a Ankara que respete el acuerdo

Las reacciones a la amenaza de Erdogan no se han hecho esperar. La Comisión Europea ha instado a las autoridades turcas a cumplir sus "obligaciones". "Nosotros cumplimos el acuerdo UE-Turquía sobre refugiados y haremos todo lo que podamos para que tenga éxito. Trabajamos para el éxito del acuerdo entre la UE y Turquía que impida que esto ocurra", ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, preguntado por las declaraciones de Erodgan y las medidas del Ejecutivo comunitario para impedir que ocurra una nueva crisis de refugiados si Ankara cumple su amenaza. "Ahora tenemos el cuerpo europeo de fronteras y guardacostas, que está operativo, algo que no era el caso la última vez que las compuertas estaban abiertas", ha recordado el portavoz, para defender que la Unión Europea está mejor equipada para hacer frente a una nueva crisis.

El Ejecutivo comunitario ha rechazado polemizar en todo caso con Erdogan o valorar "escenarios hipotéticos" y ha reiterado que el bloque europeo está "comprometido en la aplicación del acuerdo" y espera que "las dos partes" sigan "implicándose y aplicando las obligaciones respectivas". "La Unión Europea lo hace", ha remachado, insistiendo en que se trata de "un contrato de confianza mutua".

El portavoz ha rechazado valorar si la Unión Europea ha dado un nuevo pretexto a Erdogan -contra el que alertó el vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans, en la reunión colegial semanal de este martes- con la resolución aprobada por el Parlamento Europeo este jueves, que reclamó la suspensión "temporal" de las negociaciones de adhesión con Turquía en respuesta a la represión civil en Turquía tras el golpe fallido de julio y se ha limitado a reconocer que hace falta una discusión sobre las relaciones con Turquía entre todas las instituciones.

Schinas ha dejado claro que la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, dejó la posición del Ejecutivo comunitario "muy clara" en el debate previo al voto. Ésta avisó de que con la ruptura de las negociaciones de adhesión con Turquía ambas partes "perderían", mientras que el comisario de Ampliación, Johannes Hahn, admitió por su parte que "los Estados miembro no están preparados para tomar medidas drásticas" por ahora sino que "todavía se centran en la implicación" con Ankara. Sólo Austria ha pedido abiertamente suspender las negociaciones de adhesión con Turquía.

Visados

Respecto a la cuestión de los visados, cuya falta de materialización hasta ahora ha invocado Ankara para poner en cuestión el acuerdo sobre los refugiados, el Ejecutivo comunitario ha constatado que Turquía todavía tiene que cumplir siete condiciones para suprimir los visados para sus ciudadanos, entre ellos los cambios que exige el bloque de su legislación antiterrorista, aunque Turquía ha insistido en que no la cambiará.

Schinas ha insistido en que todavía es posible "encontrar una solución" que permita "reconciliar las preocupaciones reales" de Ankara para combatir el terrorismo y "las garantías que son necesarias" para los ciudadanos. "Hay cierta tendencia en decir que el proceso está muerto. Estamos trabajando las 24 horas, siete días, estamos plenamente comprometidos en hacer que esto funcione", ha remachado. "Hay contactos en marcha a todos los niveles, técnicos y políticos. No siempre se anuncian estos contactos (...) no ayudar sacarlas a la luz", ha remachado el portavoz, que ha avanzado que el ministro para Asuntos Europeos turco, Omer Celik, se reunirá la semana que viene en Bruselas con Timmermans, así como con el comisario del Interior, Dimitris Avramopoulos, y el comisario de Seguridad, Julian King.