El Norte de Castilla

La cúpula laborista cierra filas con Corbyn

Tom Watson, 'número dos' de los laboristas, junto a Jeremy Corbyn.
Tom Watson, 'número dos' de los laboristas, junto a Jeremy Corbyn. / Oli Scarff (Afp)
  • Las figuras más destacadas del partido instan a pasar página tras la dura batalla interna con el objetivo de regresar al poder

Algunas de las figuras con más peso del laborismo británico se han mostrado hoy en el primer congreso de la formación tras el 'Brexit' unidas en torno a Jeremy Corbyn, recién reelegido como líder tras una dura batalla interna que ha amenazado con romper el partido.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, y el 'número dos' de los laboristas, Tom Watson, que tras el referéndum de junio sobre la salida de la Unión Europea pidieron de forma abierta la dimisión de Corbyn, han apostado ahora por cerrar las heridas ante los afiliados reunidos en el pabellón Echo Arena de Liverpool (Inglaterra).

"Es el momento de trabajar juntos para lograr el mayor de los objetivos: llevar al laborismo otra vez al poder", ha declarado Khan, que en mayo sustituyó en la alcaldía de la capital británica al conservador Boris Johnson y es uno de los mejor situados en las listas de posibles aspirantes a liderar el laborismo en el futuro.

Khan, musulmán de 45 años, ha dicho que es necesario utilizar el poder local que atesora el Partido Laborista, que gobierna ciudades como Manchester, Liverpool y Birmingham, además de Londres, como palanca para volver a ocupar el número 10 de Downing Street, despacho del primer ministro, tras las próximas elecciones generales.

Pasar página

Watson, que a principios de verano negoció durante semanas con Corbyn para tratar de forzar su marcha, ha conminado asimismo a los afiliados a pasar página de las discrepancias internas, mantener la "disciplina" y fijar la vista en un programa de oposición eficaz para tratar de recuperar el poder. "Estos últimos meses no han sido los mejores de mis treinta años en el partido. No nos podemos permitir seguir así. Es más importante este país y la gente a la que representamos. Los millones de personas abandonadas por los 'tories' no se pueden permitir que sigamos haciendo esto", ha dicho Watson.

El 'número dos' laborista ha arrancado aplausos y risas entre el público con un discurso plagado de comentarios jocosos con los que ha rebajado la tensión que se había acumulado en debates previos.

Durante jornada, miembros de sindicatos y activistas de Momentum, un grupo de izquierdas dentro del laborismo que brinda su apoyo a Corbyn, han protestado enérgicamente contra la aprobación de un paquete de normas que, en la práctica, limitarán el poder del líder en el Comité Nacional Ejecutivo de la formación (NEC). Las nuevas reglas que está previsto aprobar durante el congreso permitirán que dos miembros de la dirección sean designados por los responsables del partido en Escocia y Gales -Kezia Dugdale y Carwyn Jones, respectivamente, ambos críticos con Corbyn-, lo que cambiará previsiblemente el equilibrio en el NEC.

Bajo la nueva configuración que podrían provocar esos cambios, Corbyn habría tenido problemas para recibir el visto bueno del NEC para presentarse a las primarias de este verano sin el apoyo de su grupo parlamentario y difícilmente habría resultado reelegido.

Respaldo de las bases

Corbyn perdió el apoyo de su equipo más cercano y del grupo parlamentario laborista en la Cámara de los Comunes por su tibia defensa de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea antes del referéndum.

Las elecciones internas han demostrado sin embargo que mantiene un enorme apoyo entre las bases de la formación -el 62% han vuelto a votar por él-, un escenario que ha tenido como consecuencia inesperada un aumento de los fondos en las arcas del partido.

Las decenas de miles de nuevos afiliados que ha sumado el laborismo en los últimos meses, muchos de ellos partidarios de Corbyn que deseaban apoyarle en las primarias, han llevado al grupo a registrar un superávit de cinco millones de libras (5,75 millones de euros). "Hace nueve años teníamos una deuda de cerca de 25 millones de libras (28,75 millones de euros), pero este año puedo informar de que el partido está completamente libre de deudas", ha anunciado la tesorera nacional, Diana Holland, ante un auditorio que ha respondido con una larga ovación.